09.02.2017
Médicos Sin Fronteras (MSF) está conmocionada por el ataque en contra de los trabajadores humanitarios del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la provincia de Jawzan, en Afganistán, el miércoles 8 de febrero. 
 
El ataque causó la muerte de seis integrantes del personal del CICR, y dos integrantes más se encuentran desaparecidos.
 
El personal de MSF en todo el mundo envía sus más profundas condolencias a las familias, amigos y colegas de las personas que perdieron la vida. También esperamos que las dos personas desaparecidas regresen pronto.
 
“Este brutal ataque en contra de trabajadores humanitarios no tiene justificación,” declaró Joanne Liu, presidenta internacional de MSF. “Condenamos de la forma más enérgica este y todos los ataques contra la ayuda humanitaria”.
 
Una gran parte de la población de Afganistán depende de la ayuda humanitaria para conseguir los servicios básicos que necesitan para sobrevivir, y el ataque sólo aumentará las dificultades a las que se enfrentan las organizaciones humanitarias cuando intentan llegar hasta las personas que necesitan ayuda desesperadamente.  
 
“Estamos conmocionados, no podemos creer este ataque a la esencia de la acción humanitaria,” añadió Joanne Liu. “Nos solidarizamos y compartimos el duelo con nuestros colegas y amigos en el CICR.”
 

Entradas relacionadas