09.05.2017
Sana’a, 9 de mayo – Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Yemen están recibiendo y atendiendo a un creciente número de pacientes con cólera y diarrea aguda en las gobernaciones de Amran, Halla, Al-Dhale’, Taiz e Ibb. El número de pacientes ha aumentado drásticamente durante las dos últimas semanas, llegando a un total de más de 780 casos desde el 30 de marzo. 
 
Tras este nuevo brote,  MSF ha abierto centros de tratamiento de cólera dentro de cinco hospitales con el objetivo de aislar y tratar a los pacientes que presentan síntomas, y también apoya a otras instalaciones gestionadas por las autoridades sanitarias.
 
Desde finales de abril, los equipos de MSF han atendido a 276 pacientes con cólera y con diarrea aguda en el hospital Al-Nasr y en el Centro de Salud Primaria de Al Salam, en la gobernación de Al-Dhale. Desde el 30 de marzo MSF ha atendido a 263 pacientes en el hospital de Abs, en la gobernación de Hajja, de los cuales 168 fueron recibidos durante las últimas dos semanas. El Hospital de Al-Salam en la gobernación de Amran; el Hospital Rural General Thi As Sufal en la gobernación de Ibb y el Hospital Materno Infantil en Al-Houban, en la gobernación de Taiz, también recibieron a cientos de pacientes durante las últimas semanas. 
 
El Ministerio de Salud Pública y Población de Yemen también reportó cerca de 310 casos en Sana’a. 
 
Desde que comenzó la guerra en marzo de 2015, muchos hospitales han detenido sus operaciones debido al conflicto, y el acceso a la atención médica se ha hecho muy difícil para millones de personas en Yemen. Además, varias instalaciones médicas han dejado de funcionar debido a la falta de presupuesto operativo y porque no hay fondos para pagar los salarios de los trabajadores desde septiembre de 2016. Con el debilitado sistema de salud yemení, en MSF tememos que las autoridades sanitarias no puedan enfrentarse a este brote por sí mismas. 
 
“Tenemos a pacientes que vienen de varios distritos diferentes, a varios kilómetros de distancia”, dijo Shinjiro Murata, jefe de misión de MSF en Yemen. “Nos preocupa mucho que la enfermedad siga propagándose y se salga de control. Se necesita una colaboración fluida entre los actores sanitarios y las autoridades correspondientes para proporcionar rápidamente apoyo a las instalaciones sanitarias y a las comunidades locales en las áreas directamente afectadas. También debe escalarse la ayuda humanitaria para limitar la propagación de la enfermedad y anticiparse a otros brotes potenciales.” 
 
MSF es una organización médico humanitaria internacional que trabaja en 69 países del mundo, incluyendo Yemen. Allí, nuestros equipos proporcionan atención médica directamente a los pacientes en 13 hospitales, y apoyan a más de 25 hospitales en 11 gobernaciones del país. 
 

LEER MÁS

 

Posicionamiento de MSF sobre la crisis humanitaria en Yemen

Entradas relacionadas