Más de 5 millones de donantes individuales de todo el mundo aportan alrededor del 90% de nuestros fondos. Esto ayuda a asegurar nuestra independencia y flexibilidad operativa. Los fondos restantes provienen de gobiernos, instituciones y organizaciones internacionales.
 
La independencia financiera es imprescindible para evaluar libremente las necesidades de las poblaciones a las que asistimos, sin que nuestra decisión esté condicionada por la agenda internacional de los financiadores ni por los intereses de política exterior de los Estados o de los agentes directa e indirectamente implicados.
 
Para lograrlo, MSF basa su estrategia en la obtención de fondos que aporten estabilidad, que procedan de fuentes diversas y que estén comprometidas con los principios humanitarios. Esto se refleja en una estructura de fondos en la que predominan los de origen privado frente a los públicos, y cuyo máximo exponente son las aportaciones directas de nuestros socios y colaboradores.
 
 

¿Cómo invertimos?

MSF es una organización sin fines de lucro, y más del 80 por ciento de nuestros recursos se asignan a nuestras actividades humanitarias. El restante 19 por ciento se destina a la gestión y administración, y se reinvierte en la recaudación de fondos. 
Mantenemos reservas que nos permiten responder inmediatamente a una crisis sin tener que esperar a la recaudación de fondos para atenderla.
 
 

En México

Médicos Sin Fronteras en México A.C. está registrada como Donataria Autorizada ante el SAT (Sistema de Administración Tributaria) y está avalada por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) con la acreditación de Indicadores de Institucionalidad y Transparencia (IIT).
 

Consulta nuestros Informes de Actividades y nuestros Informes Financieros