México es un país de interés estratégico para Médicos Sin Fronteras (MSF) debido a su posición geográfica entre el norte y el sur de América; a que es un país en donde la organización desarrolla diversos proyectos de atención médico-humanitaria y al mismo tiempo, es un país que aporta recursos humanos, financieros y de conocimiento para el movimiento MSF Internacional.