¿Estoy listo para el terreno?
Lo que necesitas saber acerca de la vida en el terreno antes de postularte

Hemos redactado esta guía con la finalidad de ayudarte a que evalues tu motivación, tus objetivos profesionales y tu estado emocional, para determinar si estás preparado para la vida en el terreno. En otras palabras, esta sección busca brindarte la oportunidad de verte a tí mismo y ver tu compromiso hacia el sector humanitario en el marco de los contextos en los que trabaja MSF.

Esta sección aborda los temas de seguridad, condiciones de vida, manejo de estrés, familia y vida privada, y choque cultural, los cuales resultan importantes de considerar respecto a la vida en el terreno con MSF.

Seguridad 
La seguridad de nuestro personal es nuestra máxima prioridad. Como trabajador de terreno de MSF, una persona puede encontrarse en un entorno inseguro; trabajar en ciertas regiones donde desarrollamos proyectos a veces implica que existe un riesgo o peligro inherente. Cada misión de terreno cuenta con reglas y planes específicos de seguridad, los cuales contienen, de forma detallada, las estrategias, medidas y responsabilidades específicas en materia de seguridad. Estos protocolos toman en cuenta la naturaleza del riesgo que enfrenta el personal de MSF en el terreno y proporcionan los procedimientos que se deben seguir al confrontar diversas amenazas a la seguridad.

Al  trabajar en un proyecto de MSF, serás percibido como un representante de MSF, 24 horas al día y 7 días a la semana, y por lo tanto tus palabras y acciones tendrán un impacto sobre tu seguridad y sobre la seguridad de tu equipo. En última instancia, el comportamiento y la actitud de un trabajador es su mejor protección, y en este aspecto esta responsabilidad siempre está contigo. 

En ciertos casos, las reglas de seguridad de MSF pueden restringir los movimientos del personal en la comunidad. Por ejemplo, es posible que existan reglas establecidas respecto a la interacción con la población local fuera del horario de trabajo, o que exista un toque de queda que no te permita abandonar el campamento de MSF a determinadas horas.

  • ¿Tienes aversión o te causa dificultad estar confinado a un mismo lugar por periodos largos?
  • ¿Es la única razón por la cual estás considerando el trabajo en el terreno el tener nuevas experiencias y conocer distintos países?
  • ¿Tienes hobbies o actividades de relajación que puedas realizar en un espacio confinado, donde el acceso a la tecnología puede ser limitado?

 

Condiciones de vida

  • Trabajar con MSF implica acostumbrarse a nuevos tipos de comida, de hospedaje, a nuevos ritmos de vida cotidiana, a otro idioma y a nuevos colegas. En esta nueva vida, el espacio privado y el tiempo libre pueden ser muy esporádicos. Es muy probable que tengas que compartir el baño o la recámara con alguien más, y no podemos garantizar que podrás practicar tu deporte favorito.
  • Los proyectos de MSF están situados en locaciones remotas o extremas. 
    • ¿Puedes vivir en condiciones de frío o calor extremos, en un ambiente muy húmedo con gran cantidad de lluvia o en un clima desértico? ¿Sin aire acondicionado o ventilador?
  • Trabajar en el terreno con MSF significa estar lejos de tus familiares y amigos durante varios meses, con medios de comunicación no siempre accesibles. Estar preparado para vivir bajo estas situaciones es fundamental antes de solicitar un posición en terreno con MSF.
    • ¿El vivir en una tienda de campamento o un Tukul tradicional Africano (choza hecha de lodo con techo de hojas) por varios meses te suena como un interesante desafio o una terrible pesadilla?
    • ¿Puedes lidiar con el uso de letrinas? ¿Tomar duchas a mano con cubetas, iluminado por velas te suena igualmente difícil o interesante?

 

Estrés

  • Muchos de los proyectos de MSF están ubicados en áreas de conflicto o cerca de ellas. El entorno es con frecuencia caótico y volátil.
  • Las grandes cargas de trabajo también pueden sumar al estrés, así como las tensiones dentro del equipo, los problemas de salud, el hecho de estar lejos de familiares y amigos, el sentimiento de inseguridad, los cambios frecuentes en los proyectos, las relaciones a veces difíciles con otros actores en el terreno como las autoridades locales, las condiciones generales de vida o incluso la dieta diferente. Es por esta razón que los trabajadores de terreno deben ser capaces de sobrellevar un entorno difícil e impredecible 
    • ¿Cómo manejas el estrés en tu vida diaria?
    • ¿Alguna vez has trabajado y vivido en un grupo de tres a diez personas por periodos prolongados de tiempo? 
    • ¿Eres un buen comunicador?
    • ¿Eres capaz de atender y resolver problemas y/o conflictos cuando se desarrollan?
    • ¿Puedes hacer a un lado tus problemas personales con el fin de sacar adelante tu trabajo?
    • ¿Cuáles son tus fuentes de estrés y cómo las manejas cuando formas parte de un equipo? 

 

Familia y vida privada

  • Trabajar en el extranjero significa dejar atrás a tus familiares y amigos durante un largo periodo de tiempo – por lo general entre seis y doce meses. 
    • ¿Ves una plaza en el extranjero como una forma de escapar de tus problemas en casa?
    • ¿Has pensado cómo tu ausencia prolongada afectará tu vida personal?
    • ¿Has considerado el impacto que una misión con MSF puede tener en tu estado emocional?
  • Trabajar en el extranjero puede ser muy emocionante, pero también deja huellas y regresar de una misión y readaptarse a la vida en el hogar puede ser difícil.
    • ¿Has pensado cómo esto puede afectar la vida de tus familiares y amigos?

 

Choque cultural 

  • Trabajar en una cultura extraña puede implicar muchos malentendidos. La gente en el país al que te han enviado a trabajar puede tener una definición diferente de puntualidad, de responsabilidad o un sentido diferente de la privacidad. 
  • La tolerancia hacia otras culturas, en las que la gente piensa y actúa diferente a ti, es esencial. Ser capaz de adaptar tu comportamiento si es necesario es de la más alta importancia cuando estás trabajando en el terreno.
    • ¿Has vivido alguna vez en un lugar con una cultura totalmente diferente a la cultura en la cual creciste?
    • ¿Estas abierto a aceptar que hay más de una forma de hacer las cosas, y que la forma en la que tú las haces no es necesariamente la correcta en todos los contextos?
    • ¿Disfrutas el reto de comunicarte con personas con un lenguaje o una cultura diferente a la tuya?

 

Para cerrar

  • Los temas a los que hacemos referencia en esta sección tienen el propósito de recordarle el gran paso que significa un proyecto en el extranjero con MSF y los problemas que potencialmente enfrentarás.  Mientras es importante que tengas esto en mente, no olvides que existen miles de voluntarios que han venido antes que tú, y que han encontrado su misión con MSF demandante pero al mismo tiempo gratificante. Para muchos de nosotros, trabajar con MSF ha sido un momento trascendente en nuestras vidas.
  • Trabajar para MSF significa más que sólo una aventura o un trabajo – como parte de un proyecto internacional de MSF, demuestras solidaridad con poblaciones afligidas. Tu presencia lleva un mensaje importante a los hombres, mujeres y niños con los que estarás trabajando, el cual es: “ustedes no han sido olvidados”.