17.09.2015
En cooperación con las autoridades de salud del estado de Borno, Médicos Sin Fronteras (MSF) está proporcionando servicios médicos y logísticos de emergencia y de nuevo apela por el apoyo de otras organizaciones humanitarias y de ayuda.
 
17 de septiembre de 2015. Los primeros casos de cólera aparecieron hace un mes en uno de los campos de desplazados en Maiduguri, la capital del estado de Borno, que alberga a más de 1,6 millones de personas. En tres semanas, la enfermedad se propagó a otros dos campos de desplazados de la ciudad. Según cifras oficiales, hasta el 16 de septiembre se registraron 172 casos de cólera y 16 muertes.
 
En cooperación con las autoridades de salud del estado de Borno, MSF, que atiende a los desplazados en Maiduguri desde mayo de 2014, está proporcionando servicios médicos y logísticos de emergencia para combatir la epidemia. Del 10 al 15 septiembre, 187 pacientes, 64% de ellos graves, fueron ingresados en el centro tratamiento y aislamiento de cólera (CTC), que tiene una capacidad de 100 camas. Solo el día 13 de septiembre, 50 pacientes fueron ingresados en el centro. Los casos menos graves fueron tratados en centros de rehidratación oral para pacientes ambulatorios.
 
 
Además de dar atención médica, MSF hizo un esfuerzo a finales de agosto para mejorar la higiene y el saneamiento en el campo donde se dieron los primeros casos de cólera; con cloración de las fuentes de agua, suministro de una solución de cloro para el lavado de manos, desinfección de “hogares” de los casos identificados, etc. Desde entonces, los equipos de MSF también han trabajado en el segundo campo afectado, donde se identificó una fuente de agua contaminada. A mediados de septiembre, MSF puso en marcha el mismo tipo de operación en el tercer campo afectado.
 
“Una vez más, MSF y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) están solos en el terreno. Ninguna otra organización internacional ha estado aquí durante las situaciones de emergencia recurrentes que sufre el estado de Borno y, más específicamente, en el área de Maiduguri, donde se encuentran la mayoría de desplazados por el conflicto que desde hace años enfrenta el ejército nigeriano y Boko Haram*”, dice Ghada Hatim, coordinadora general de MSF en Nigeria.
 
“En septiembre de 2014, MSF trató a más de 4.000 pacientes cuando una epidemia de cólera estalló en el estado de Borno. Las condiciones de vida e higiene en los campos eran y siguen siendo propicias para la aparición de este tipo de epidemias. Necesitamos más apoyo. Hemos pedido reiteradamente a otras organizaciones humanitarias y de ayuda que asistan a las personas desplazadas en el estado de Borno y hacemos de nuevo esta petición, que se ha quedado sin respuesta”, señala Chibuzo Okonta, responsable de emergencias de MSF en París.
 
 
* Recientemente llamado "Provincia de África Occidental del Estado Islámico"