12.06.2018
Aloys Vimard es coordinador de proyecto de MSF a bordo del Aquarius.
 
"Actualmente estamos en aguas internacionales entre Malta y las costas de Sicilia. Hay 629 personas a bordo: 11 niños pequeños, 123 menores no acompañados, más de 80 mujeres y siete mujeres embarazadas. El barco está abarrotado y estamos por encima de nuestra capacidad. Tenemos personas muy vulnerables a bordo y la mayoría de ellas están agotadas; han estado en el mar por más de 48 horas.
 
La situación médica actualmente es estable, pero el estado de algunos pacientes puede deteriorarse si no reciben atención médica avanzada. Hemos tratado varios casos críticos, incluidos pacientes que casi se ahogaron y otros con quemaduras. Todos fueron resucitados con éxito. Todavía los estamos monitoreando, porque aquellos que tragaron agua pueden desarrollar complicaciones pulmonares rápidamente. Estas personas deben ser llevadas a un puerto seguro de inmediato.
 
Tenemos cinco médicos a bordo, incluyendo tres enfermeras, un médico y una partera. Actualmente estamos equipados para tratar a todos a bordo y por el momento no hay pacientes críticos que requieran una evacuación médica urgente, sin embargo, pronto necesitaremos más suministros médicos si la situación continúa. Con las personas abarrotadas en una cubierta abierta y expuestas a los elementos, nos preocupan los golpes de calor y la deshidratación.
 
 
Teníamos suficiente comida que nos alcanzaría hasta esta tarde, cuando nuestras existencias se habrían agotado. Un barco maltés nos ha entregado algunos suministros, pero estos son suficientes solo para una comida. Los españoles nos han ofrecido un puerto para atracar, pero se trata de un viaje de entre cuatro o cinco días. No somos un barco de pasajeros e instamos a los puertos seguros más cercanos que nos permitan desembarcar.
 
Estamos siendo muy transparentes con todos a bordo. Es importante que entiendan lo que está sucediendo. Les hemos dicho que somos una organización humanitaria, que no los devolveremos a Libia bajo ninguna circunstancia, y que serán llevados a un puerto seguro.
 
 
 
En el mejor de los casos, las autoridades italianas harán su trabajo y respetarán el Derecho Marítimo Internacional. Esto significa que se nos asignará un puerto lo antes posible y todas las personas rescatadas serán llevadas a un lugar seguro. El peor de los escenarios es que nos quedemos aquí en el mar sin ninguna instrucción, en un barco sobrepoblado con personas ansiosa a bordo, cuya seguridad se pone en mayor riesgo con cada día que pasa.
 
Estamos extremadamente preocupados por lo difícil que se está volviendo realizar actividades de búsqueda y rescate que salvan vidas en el mar. Somos trabajadores humanitarios, y estamos aquí simplemente para salvar vidas y llevar a las personas a un lugar seguro. Hacemos esto de acuerdo con el Derecho Marítimo Internacional y en cumplimiento del deber del Centro de Coordinación de Rescate Marítimo.
 
Las políticas europeas de disuasión han provocado un descenso significativo en el número de personas que viajan a Europa. Pero en los meses de verano, tan pronto como mejora el clima, vemos más barcos que salen de las costas de Libia. Esto ya está sucediendo: rescatamos y trasladamos a bordo a más de 600 personas en una sola noche y escuchamos el domingo que había varios barcos en peligro en aguas internacionales. Sabemos que un barco de la marina italiana actualmente tiene más de 800 personas a bordo, que ha rescatado recientemente
 
La gente nos pregunta por qué no nos estamos moviendo y qué está sucediendo. Un hombre amenazó con saltar por la borda; dijo que tenía miedo de que lo enviarían de regreso a Libia, y que había perdido la confianza en nosotros. La gente está desesperada".
 
 

LEER MÁS

 

MSF insta al desembarco inmediato de 629 personas a bordo de Acuario al puerto seguro más cercano

 

Entradas relacionadas