10.04.2019
A partir de este martes 9 de abril, la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) abrió un nuevo centro de atención, en la ciudad de Mexicali, Baja California, ubicado en la frontera noroeste de México, con el objetivo de proporcionar asistencia médico-humanitaria a los miles de migrantes que anualmente buscan cruzar la frontera o se encuentran en tránsito hacia Tijuana; personas que son deportadas por ese punto, así como a solicitantes de asilo retornados a México en espera de la resolución a sus solicitudes.
 
En este espacio, gestionado por MSF, se brindará, de manera gratuita y confidencial, atención médica primaria -consultas médicas y de enfermería, primeros auxilios médicos-, atención en salud mental, así como orientación y referencias a servicios especializados. “Comenzaremos a prestar estos servicios a partir de esta semana, en un consultorio situado en la calle Agustín Melgar 154, en el centro histórico de Mexicali, y a pocos metros de la garita”, informó Gordon Finkbeiner, responsable de este punto de atención.
 
Profesionales médicos, psicológicos y de trabajo social de MSF buscarán priorizar la asistencia a la población víctima de violencia así como a sobrevivientes de violencia sexual. Gordon Finkbeiner mencionó que a lo largo de la frontera norte la población migrante sufre, además, la amenaza de extorsión, secuestro o la trata de personas, por lo que se convierte en un grupo especialmente vulnerable.
 
En el caso de los migrantes que llegan a Baja California, hemos detectado que su arribo lo hacen mayoritariamente en tren, por lo que después de pasar largos periodos expuestos a situaciones de riesgo como violencia sexual, requieren no solo de atención médica sino también de atención psicológica”, señaló.
 
Debido a las limitaciones administrativas impuestas por el gobierno de Estados Unidos, el retraso en el procesamiento de las solicitudes de asilo, los cierres fronterizos, así como la decisión de devolver a solicitantes de asilo a territorio mexicano, el equipo de MSF espera un aumento en el flujo migratorio en este punto del país.
 
Además de ofrecer asistencia a los miles de migrantes que huyen de la violencia en países de Centroamérica, entre otros, buscaremos ofrecer atención a grupos de deportados, cuyo arraigo y vínculos familiares se ven cortados abruptamente; así como a solicitantes de asilo que no tienen otra opción más que esperar atrapados en México”, mencionó Finkbeiner
 
El horario de atención inicial será de 12:00 a 20:00 horas de lunes a jueves y de 16:00 a 20:00 los viernes. “Continuaremos brindando asistencia en esta ciudad mientras nuestra presencia sea pertinente. Estamos permanentemente monitoreando diversos puntos de la ruta migratoria en el país; ofreciendo atención de acuerdo a las necesidades humanitarias de los migrantes y refugiados que transitan por México”, concluyó Gordon Finkbeiner.
 
La organización médico humanitaria atiende las afectaciones médicas y psicológicas a las que están expuestos miles de migrantes y refugiados que año con año se desplazan hacia los Estados Unidos. Desde el arranque del proyecto los equipos de MSF han brindado atención en México en alrededor de 16 puntos a lo largo de la ruta migratoria, siendo testigos de las consecuencias humanitarias de las políticas migratorias y la violencia extrema sufrida no sólo en sus países de origen sino también en territorio mexicano.
 
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a personas en situación de alta vulnerabilidad, sin discriminación por raza, religión o ideología política; siguiendo los principios fundamentales de independencia, neutralidad e imparcialidad.
 
MSF cuenta con 485 proyectos de acción médica en más de 73 países. En México, tiene presencia desde 1985.
 

LEER MÁS 

 
 

Entradas relacionadas