09.07.2019

Los casos de leishmaniasis cutánea, una carga de la salud pública en Pakistán, han aumentado en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa durante los últimos seis meses. Las autoridades sanitarias han reportado unos 28,000 casos desde noviembre de 2018, la mayoría de ellos en los distritos fusionados anteriormente conocidos como Áreas Tribales bajo Administración Federal, cerca de la frontera con Afganistán. Un reciente aumento de los casos en los distritos más al sur de la provincia, particularmente en Waziristán del Sur, han llevado a las personas a acudir al distrito vecino de Bannu o incluso a la capital, Peshawar, para recibir tratamiento.

Trabajando con el Ministerio de Salud, en Médicos Sin Fronteras (MSF) abrimos en mayo de 2018 un centro de tratamiento especializado en el hospital conmemorativo Naseerullah Babar Khan en Peshawar, y pronto abriremos otro en el hospital del distrito de Bannu para atender las necesidades extremas en los distritos del sur de Khyber Pakhtunkhwa.

El centro de tratamiento en Peshawar admite entre 250 y 300 pacientes nuevos por mes, y ha tratado a más de 2,500 personas desde que abrió en mayo de 2018. La instalación está totalmente funcional, y los pacientes siguen llegando.

Este es el único centro de tratamiento especializado para la leishmaniasis cutánea en toda la provincia de Khyber Pakhtunkhwa. Tenemos una tasa de curación de más del 95% en 2019, y constantemente buscamos más pacientes, demostrando así las grandes necesidades en la provincia,”explica el Dr. Pervez Khan, quien está a cargo del centro de tratamiento gestionado por MSF en Peshawar. MSF también trata la enfermedad en Quetta y Kuchlak -en la provincia de Baloquistán, donde es el principal proveedor de tratamiento para la enfermedad.

 

 

La leishmaniasis cutánea, una infección de la piel causada por un parásito transmitido por la picadura de la mosca de arena (phlebotomus), es un problema de salud pública en Pakistán. Aunque no es mortal, puede causar severos traumas psicológicos y estigma. Las personas con lesiones y cicatrices comúnmente son victimizadas y excluidas de la vida pública. “Uso una mascarilla para ocultar mi rostro. No salgo a la calle y dejé de jugar cricket con mis amigos. Ellos hacen chistes sobre mi nariz. No puedo describir lo difíciles que han sido los últimos meses para mí,” comparte Shahbaz, quien pospuso su boda debido a la lesión en su rostro.

Muchas personas no pueden acceder al tratamiento médico porque es demasiado costoso, si es que está disponible. La mayoría de los hospitales del gobierno tienen medicamentos limitados y carecen de personal especializado, por lo que las personas terminan comprando los medicamentos por su cuenta o pagan para viajar largas distancias y así tener acceso a un tratamiento gratuito en las grandes ciudades, algo que muchos no pueden hacer.

 

Nueve de cada 10 miembros de la familia de Muhammad Jannat, en el distrito de Karak, tienen leishmaniasis cutánea. Dos de sus hijos están recibiendo tratamiento, y por ello deben recibir inyecciones durante al menos 21 días consecutivos en el hospital conmemorativo Naseerullah Babar Khan, en Peshawar. Cada viaje desde su pueblo a Peshawar cuesta alrdedeor de 1,400 rupias (US $ 9). Jannat le pidió a la administración del hospital que dejara que sus hijos se quedaran allí porque él no puede con los gastos. "Hay muchas necesidades en mi región. Debería haber una instalación médica allí también. Una persona pobre no puede llegar aquí ", explicó Jannat mientras estaba en Peshawar. Traerá a dos miembros más de su familia para que reciban tratamiento después de que sus hijos completen el suyo.

El antimoniato de meglumina, el tratamiento de primera línea para la leishmaniasis cutánea, no se produce localmente en Pakistán, así que las autoridades sanitarias dependen en gran medida de las importaciones de organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud y MSF. En muchos entornos, la dosis que recibe cada paciente es insuficiente debido a la limitada disponibilidad del medicamento y la falta de personal médico debidamente capacitado.

 

El antimoniato de meglumina es la única opción para las personas con esta enfermedad en Pakistán. No tenemos evidencia de ningún otro medicamento o método de tratamiento que sea efectivo contra la leishmania tropica, la forma de leishmaniasis cutánea prevalente en las provincias de Baloquistán y Khyber Pakhtunkhwa. Es necesario buscar otras opciones de tratamiento ", dice Suzette Kämink, una experta en enfermedades tropicales que trabaja con MSF, supervisando un estudio clínico sobre tratamientos alternativos para la leishmaniasis cutánea en Pakistán.

Desde MSF también hemos iniciado actividades de alcance comunitario para abordar la falta de conciencia en las comunidades sobre la enfermedad y cómo prevenirla. Hasta ahora, el centro de tratamiento en Peshawar ha sido la única opción para miles de personas con leishmaniasis cutánea en Khyber Pakhtunkhwa. El nuevo centro en Bannu contribuirá a mejorar el acceso al tratamiento para las personas en los distritos del sur, pero es esencial que más pacientes tengan acceso a medicamentos de calidad a precios asequibles en sus lugares de residencia, para abordar adecuadamente la alta prevalencia de leishmaniasis cutánea en la región.

"Hemos logrado mucho más de lo esperado con los nuevos servicios para atender la leishmaniasis cutánea en el último año", explica el Dr. Siraj Muhammad, superintendente médico del hospital conmemorativo Naseerullah Khan Babar. “Los pacientes de 25 distritos diferentes vienen buscando los servicios de este centro. Estamos satisfechos con su progreso. Estamos agradecidos a MSF por sus servicios y apoyo al departamento provincial para hacer frente a este problema médico ".