14.09.2018

El departamento de fisioterapia del hospital SICA en Bangui, la capital de la República Centroafricana, desempeña un papel esencial en el proceso de recuperación de los pacientes. Los equipos aseguran un período de recuperación óptimo para los pacientes, brindándoles una gran autonomía para permitirles una rápida reintegración social y profesional; y para que puedan aprender a vivir con una nueva condición física. En el hospital SICA, el 75 por ciento de los pacientes son víctimas de accidentes de tráfico o han sido heridos por balas o cuchillos.

 

Las fracturas a menudo son tan complejas que requieren una fijación externa y, a veces, incluso la amputación de la extremidad dañada. Con el fin de evitar consecuencias físicas a largo plazo, particularmente debido a un mal reposicionamiento de los huesos o un debilitamiento importante de los músculos, los fisioterapeutas deben tratar a los pacientes lo antes posible, tan pronto como abandonen el quirófano o la sala de urgencias. Sin embargo, sea cual sea el tratamiento, el proceso de rehabilitación y la recuperación de la movilidad a menudo duran meses o incluso años.

 

Compuesto de cinco integrantes, el equipo de fisioterapia del hospital SICA realiza un promedio de 150 consultas por semana y supervisa el monitoreo de más de 100 pacientes ambulatorios. Más del 10 por ciento de los pacientes tratados en el hospital SICA son derivados desde las provincias. Debido a la falta de atención especializada fuera de Bangui, generalmente es difícil garantizar la continuidad de la rehabilitación de una vez que los pacientes son dados de alta del hospital. Por esta razón, los fisioterapeutas se aseguran de que los pacientes aprendan ejercicios simples y fáciles de realizar en casa. El objetivo es ayudarles a sanar lo más rápido posible.