27.05.2018
Este sábado 26 de mayo, ha nacido un bebé sano a bordo del MV Aquarius, el buque de búsqueda y rescate operado entre la organización internacional de ayuda médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS MEDITERRANEE.
 
El bebé "Miracle" (Milagro), nació en aguas internacionales a las 15:45, y su madre había sido rescatada unos días antes, el jueves 24 de mayo, por un barco de la armada italiana y luego transferida al Aquarius.
 
La partera de MSF, Amoin Soulemane, quien ayudó en el nacimiento del bebé dijo: "Por primera vez, el bebé llegó muy rápido. Los dolores de parto comenzaron temprano por la mañana, y a las pocas horas de trabajo de parto nació el bebé. Tanto la madre como el bebé se encuentran muy bien".
 
 
La nueva madre compartió con MSF que pasó un año en Libia, donde dice que la mantuvieron cautiva, la golpearon, le dieron muy poca comida y la extorsionaron por dinero para su liberación. Ella afirma que escapó con su pareja y otros cientos de personas a principios de este año y desde entonces se había estado escondiendo en la casa de un amigo en Libia, antes de emprender el peligroso cruce marítimo el jueves.
 
La enfermera de MSF, Aoife Ni Mhurchu, dijo: "La situación en Libia es extremadamente peligrosa para los refugiados y los migrantes, y cuentan con muy poco acceso a la atención médica. Si hubiera comenzado las labores de parto 48 horas antes, habría dado a luz escondiéndose en una playa en Libia, sin asistencia médica alguna".
 
"Ella me dijo que su bote en realidad partió de la costa el miércoles, pero después de unos minutos el motor falló y fueron devueltos a la costa. Los contrabandistas exigieron que se escondieran en la playa, luego desaparecieron y no regresaron durante 24 horas. En este punto ella quedó aterrorizada, con un embarazo muy avanzado y sin comida ni agua", agregó Ni Mhurchu.
 
Más que nunca, los eventos de hoy y la historia de esta madre muestran hasta qué punto se necesita la presencia de MSF en el Mediterráneo y porqué las ONG no deben ser obstruidas o criminalizadas por realizar operaciones de búsqueda y rescate que salvan vidas.
 
Con la incorporación del bebé Miracle (Milagro), el Aquarius lleva ahora un total de 70 personas a bordo, todos los cuales desembarcarán en el puerto de Catania, en Sicilia este domingo por la mañana.