Antoine ClogneLogista
15.03.2019
Cuando Antoine se ofreció como voluntario para ayudar con una capacitación médica, no fue lo que esperaba. Nos compartió en esta entrada de blog su historia desde la República Centroafricana,
 
“Una parte importante del trabajo que MSF realiza en Bossangoa es el desarrollo del personal local que trabaja en el hospital. Ya están haciendo un trabajo increíble, pero se encuentran ansiosos por aprender más. Por eso que intentamos organizar regularmente eventos de capacitación, no solo con el personal de MSF, sino también con el personal empleado por el Ministerio de Salud centroafricano.
 
Por ejemplo, esta semana organicé una capacitación sobre Excel, orientada a la logística de suministros, para que mi equipo consiga autonomía y aumente sus habilidades analíticas. También participé como invitado especial en una capacitación sobre bacterias resistentes a los antibióticos. Es un tema importante porque la resistencia a los antibióticos dificulta que nuestros equipos traten las infecciones y ayuden a los pacientes a recuperarse.
 

"Prométeme que no te enojarás ..."

 
Marc, el farmacéutico del proyecto, tuvo una gran idea para transmitir estos mensajes de una manera divertida.
 
Una noche, me hizo una petición: "Antoine, necesito un voluntario que participe en una pequeña obra sobre antibióticos que estoy planeando en el hospital. No sabrás nada al respecto y tienes que prometerme que no estarás enojado... "
 
Por supuesto, acepté; ¿Qué tan malo podría ser?
 

Antoine, la bacteria

 
Así que un miércoles por la mañana me encontraba frente a todo el personal del hospital con los ojos vendados. Marc comenzó a hablar un poco -de forma teórica- sobre cómo los antibióticos nos ayudan a combatir las infecciones y cómo las bacterias pueden volverse resistentes a ellos. Después nos presentó a mí y a Eric, el otro "invitado especial".
 
"Aquí tenemos a dos bacterias, Antoine y Eric. Antoine es una bacteria susceptible a los antibióticos. Eric es una bacteria resistente a ellos".
 
Nos dio a los dos un gran puñado de confeti y nos pidió que lo metiéramos en nuestros bolsillos. Comenzó a explicar que estos pequeños pedazos de papel de colores representan las estructuras bacterianas que los antibióticos deben destruir. No podía ver nada debido a la venda en mis ojos, pero me puse el confeti en el bolsillo.
 
 

Sorpresa

 
"Ahora, el médico recetará antibióticos para matar las bacterias". Súbitamente, me empaparon con agua. En ese momento, Marc había arrojado un balde de agua que representaba a los antibióticos ... como estaba vendado, me sorprendió bastante, pero Marc continuó:
 
"Antoine no tiene una capa protectora, está mojado y todas las estructuras y proteínas de sus bolsillos fueron destruidas".
 
Quitándome la venda, ¡me di cuenta de que Eric, que interpretaba a la otra bacteria, estaba usando un impermeable!
 
"La bacteria Eric tiene una capa protectora, así que los contenidos de sus bolsillos no fueron destruidos. Resistió a los antibióticos. Seguirá proliferando, causando más infección. Por eso, los antibióticos deben ser recetados con cuidado. Debemos asegurarnos de que no aparezcan más bacterias resistentes como Eric.”
 
La capacitación continuó así, con varios pequeños escenarios, y en cada uno interpreté a una bacteria que no era resistente a los antibióticos.
 
Como siempre fui la bacteria no resistente, terminé el entrenamiento completamente empapado, pero el personal se rió y creo que definitivamente recordará algo sobre las bacterias resistentes a los antibióticos.”
 

LEER MÁS