Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
02.07.2021

A raíz de un naufragio frente a la isla italiana de Lampedusa el 30 de junio, en el que al menos siete mujeres se ahogaron y 10 personas desaparecieron, incluidos niños, uno de nuestros equipos está proporcionando primeros auxilios psicológicos a las personas sobrevivientes, muchas de las cuales se encuentran en un estado de shock severo.

Con un número cada vez mayor de personas migrantes y refugiadas que llegan en barco a Lampedusa, planeamos trabajar en la isla durante todo el verano junto con las autoridades locales. Nuestros equipos brindarán apoyo médico y psicológico en los puntos de aterrizaje y en el centro de recepción, con un enfoque particular en identificar a las personas vulnerables con necesidades específicas para garantizar que reciban la atención adecuada.

“En estos primeros días de nuestra respuesta en Lampedusa, hemos visto mujeres embarazadas, niños y niñas que viajan solos, víctimas de violencia física y psicológica, personas vulnerables que necesitan atención inmediata y supervivientes de naufragios que vieron desaparecer a sus seres queridos en el mar”, dice. La Dra. Stella Egidi, nuestra coordinadora médica en la zona. "Una enésima respuesta de emergencia en Lampedusa no es suficiente; necesitamos un sistema que garantice a las personas canales seguros y legales para llegar a Europa y un sistema de rescate europeo para evitar sufrimientos y muertes inaceptables”.

Tenemos tres equipos trabajando en Lampedusa. El primero, compuesto por un médico, una enfermera y dos mediadores culturales, que trabajan junto con médicos de las autoridades sanitarias locales, está involucrado en actividades de triaje y brinda asistencia inicial, desde realizar pruebas a las personas para la detección de COVID-19 hasta identificar a las personas que necesitan atención de emergencia.

Nuestro segundo equipo, compuesto por un médico, una enfermera, un psicólogo y dos mediadores culturales, se instalará en el centro de acogida durante los periodos de alta llegada a la isla o cuando existan necesidades específicas. Proporcionará atención médica y mental y garantizará que los pacientes puedan acceder a más asistencia médica y cuente con una atención continuada.

El tercer equipo, formado por personal de psicología y mediadores culturales, estará a la espera para ofrecer primeros auxilios psicológicos a las personas sobrevivientes de naufragios. Estos son algunos testimonios de supervivientes del naufragio más reciente, según lo que nos ha informado nuestro personal en el punto de desembarque:

"Algún día, será mi turno cuidar de ti", dijo un niño de 5 años de Costa de Marfil a un miembro de nuestro personal.

"Vi a mis dos hermanas desaparecer en el mar", relató una mujer de 40 años de Costa de Marfil.

"Solo quería ser yo mismo, por eso me fui, pero para nosotros no hay alternativa al mar, incluso si sabes que estás arriesgando tu vida", contó un camerunés de 26 años.

“Hubo una niña que sobrevivió al naufragio, no habló y mantuvo los ojos cerrados como si quisiera rechazar el mundo que la rodeaba”, informó uno de nuestros compañeros. “No fue hasta que le dije que estábamos allí para ella, que no estaba sola y que estaba en Italia, que abrió los ojos, se encendieron un momento y se echó a llorar. Probablemente entendió que finalmente había llegado a un lugar seguro”.
 
Médicos Sin Fronteras trabajamos en Italia desde 1999, en puntos de aterrizaje, en centros de recepción y en asentamientos informales para brindar asistencia médica, psicológica y humanitaria a personas refugiadas y migrantes en varias regiones del país, junto con las autoridades italianas. En Palermo, en Sicilia, uno de nuestros equipos trabaja en una clínica especializada para la rehabilitación de migrantes y refugiados que han sobrevivido a la violencia intencional y la tortura, junto con un equipo de la Autoridad Provincial de Salud. En el mar, nos dedicamos a actividades de búsqueda y rescate con el barco Geo Barents, actualmente en el puerto de Augusta, en Sicilia.