Necesitamos personas que estén dispuestas a comprometerse con la organización y con la causa humanitaria. MSF apuesta por el desarrollo profesional y competitivo de sus trabajadores a través de un sistema de promoción personalizado, formación técnica de ámbito internacional, coaching, posibilidad de contratos de larga duración y becas para capacitación externa.