País/Región

11.10.2018

No son los psiquiatras y psicólogos de MSF los que deberían haber abandonado Nauru, son los cientos de solicitantes de asilo y refugiados que Australia han estado atrapados en la isla durante los últimos cinco años.