27.09.2018

"Muchas personas prefieren no hablar de lo que les pasó. Por pena, por miedo, o para no lastimar a alguien cercano. Si también sufriste violencia sexual, recuerda: No es tu culpa, no mereces lo que pasó. Sanar es posible"