16.09.2014

La organización médico-humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) confirma que uno de los integrantes de su equipo internacional en Liberia ha sido diagnosticado con la fiebre hemorrágica del Ébola.

Paris / Bruselas, 17 Septiembre2014– La organización médico-humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) confirma que uno de los integrantes de su equipo internacional en Liberia ha sido diagnosticado con la fiebre hemorrágica del Ébola.

La trabajadora, de origen francés y que forma parte del proyecto de MSF en Monrovia, fue puesta en aislamiento el martes 16 de septiembre luego de desarrollar fiebre. Estudios de laboratorio realizados ese mismo día confirmaron una infección de Ébola.

Siguiendo los procedimientos de evacuación médica de MSF, ella será transferida próximamente a un centro de tratamiento especializado en Francia.

“MSF aplica protocolos muy estrictos para la protección de su personal –antes, durante y después de su estadía en un país afectado por el actual brote de Ébola”, dijo Brice de le Vingne, director de operaciones de MSF. “Estas medidas reducen dramáticamente el riesgo de transmisión de la enfermedad. Sin embargo, el riesgo forma parte de una intervención de este tipo, y lamentablemente nuestros equipos no están exentos.”

Las circunstancias bajo las cuales tuvo lugar la contaminación no han sido determinadas todavía. Esto está siendo investigado por los equipos de MSF, de acuerdo a los procedimientos de gestión estándar para este tipo de casos.

Por razones de confidencialidad médica, y para preservar la privacidad de nuestra colega y su familia, MSF no proporcionará más información por el momento.

MSF ha estado brindando respuesta al actual brote de Ébola en África occidental desde marzo de 2014. Más de 2.000 trabajadores de la organización se encuentran trabajando en este momento en la región, incluyendo alrededor de 200 trabajadores internacionales.