16.03.2011

La organización ha establecido una base sanitaria en Tome, al norte de la prefectura de Miyagi, desde donde presta asistencia mediante equipos móviles y sigue buscando bolsas de población en situación vulnerable.

El equipo actual, formado por 12 personas, se subdivide en equipos móviles que acuden a distintos lugares donde prestar ayuda.

Dos equipos han continuado trabajando con el personal sanitario local en centros de evacuación en la zona de Minami Sanriku. Ayer otros dos médicos de MSF se trasladaron a la isla de Oshima; eran los primeros médicos que llegaban a la isla y encontraron a unas 40 personas con enfermedades crónicas que se habían quedado sin medicación.

Un tercer grupo se ha dirigido a la zona de la ciudad de Kesennuma, más al norte de la prefectura de Miyagi, ante posibles necesidades de apoyo a los médicos del contingente de emergencia japonés que ya están dando asistencia. Un cuarto equipo está recorriendo otras zonas más al norte, en busca de bolsas de población en situación vulnerable.

Asistencia médica y donaciones

La mayoría de necesidades médicas detectadas corresponden a personas mayores con enfermedades crónicas. La mayoría de ellas se están quedando sin sus medicamentos para la hipertensión o la diabetes. También se han visto algunos casos de hipotermia a causa de las bajas temperaturas, sobre todo durante la noche. Otras personas empiezan a presentar infecciones respiratorias, posiblemente a causa del exceso de personas alojadas en algunos centros de evacuación.

MSF espera la llegada a Tokio de 25,000 mantas desde una base logística de la organización en Dubai y ha adquirido otras 5,000 en la capital nipona, que serán distribuidas en breve entre los damnificados.

El equipo de coordinación de emergencias de MSF en Tokio trabaja para conseguir donaciones de alimentos para los centros de evacuación y enviar camiones con agua potable a las áreas afectadas, ahora que ha mejorado el acceso por carretera.
 

Porqué no estamos solicitando donativos para Japón?

Hasta el momento, estamos financiando nuestra intervención con las aportaciones regulares de nuestros socios y los donativos al Fondo de Emergencias de MSF, que nos permite intervenir de forma inmediata y destinar los fondos a las crisis con más necesidades humanitarias sin cubrir, independientemente del interés mediático que susciten.

Sólo en el propio Japón estamos aceptando donaciones espontáneas de la sociedad civil japonesa, que expresa así su solidaridad y apoyo a los damnificados.

Por este motivo, no hemos hecho ninguna petición extra de fondos ni estamos aceptando donativos específicos para Japón.