Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
22.08.2011

Médicos Sin Fronteras (MSF) está preparando el envío de más personal y materiales médicos para ampliar su respuesta en el oeste de Libia y cubrir las necesidades humanitarias más urgentes.

Debido al aumento del número de heridos en el hospital apoyado por MSF en la cercana ciudad de Yefren, MSF ha enviado equipos médicos a evaluar la zona de la línea de frente al sur de Zawiya. Otro equipo fue enviado ayer a la ciudad de Zawiya para dar apoyo al hospital general, que recientemente también ha visto aumentar la afluencia de heridos, y evaluar la situación sanitaria en la ciudad.

Las estructuras de salud de la zona se han visto desbordadas por el elevado número de casos quirúrgicos y el personal sanitario está totalmente exhausto”, explica Mike Bates, jefe de misión de MSF en Libia. “Hemos enviado un equipo quirúrgico de soporte y un equipo sanitario también les ayudará a organizar el triaje de los pacientes, la sala de urgencias y la atención postoperatoria”.

En la zona de Trípoli, varias estructuras médicas reportan una importante escasez de material y de personal, según confirma el coordinador de emergencias de MSF, Jonathan Whittal, que trabaja en la capital libia desde principios de agosto.

Algunos hospitales se han quedado sin medicamentos y equipos esenciales. El suministro eléctrico es escaso y no hay suficiente combustible para que funcionen ambulancias y equipamientos vitales”, afirma Whittal. “Los actuales combates en la ciudad añadirán más presión sobre unas estructuras médicas que ya están al límite”.

MSF está preparando el envío de más personal y material médico vital desde sus bases en Túnez y Malta, para dar apoyo a los hospitales en Trípoli en cuanto la situación de seguridad lo permita.

El trabajo de la organización en otros puntos de Libia sigue adelante. En Misrata, los equipos de MSF dan apoyo a estructuras médicas desde abril, centrándose en la atención de traumatismos y casos gineco-obstétricos. También llevan a cabo un programa de salud mental y dispensan atención médica en las cárceles. En Bengasi, MSF ofrece apoyo psicológico al personal médico y a los pacientes que así lo requieren. En Zlitan, donde se produjeron cruentos combates a finales de la semana pasada, los heridos han sido referidos a los hospitales de Misrata y se están evaluando las necesidades médicas. MSF también está dando apoyo quirúrgico y postoperatorio a hospitales en Yefren, y apoyo psicológico a la población de Zintan.

MSF trabaja en Libia desde el 25 de febrero de 2011. Para asegurar la independencia de su labor médica y humanitaria, la organización financia sus actividades en Libia sólo con donaciones privadas y no acepta fondos de ningún gobierno, agencia financiadora ni grupo con filiaciones políticas o militares. El equipo de MSF en Libia actualmente está formado por 44 trabajadores libios y 30 internacionales.

Foto: © Eddy McCallMSF