24.01.2013

Un equipo de MSF ha logrado acceder a la localidad de Konna, en el centro de Malí, después de haber pedido en varias ocasiones autorización para trabajar en esta zona afectada por el conflicto.

Dos médicos y dos enfermeros llegaron a la estratégica localidad de Konna desde la cercana población de Mopti. El equipo está evaluando las necesidades médicas y humanitarias pero ya ha podido comprobar el estado del principal centro de salud de la localidad. “Los residentes no han tenido acceso a la salud durante varios días”, lamenta Darío Bertetto, jefe de misión de MSF en Malí, quien añade: “En los centros de salud no había ni personal médico ni pacientes”.

El equipo ha empezado a llevar a cabo consultas y está organizando clínicas móviles para conocer las necesidades médicas de la población. Si fuera necesario, MSF puede dar apoyo al principal centro de salud de Konna. La organización humanitaria también espera que sus equipos lleguen pronto a la cercana localidad de Douentza, donde el reabastecimiento está resultando imposible porque aún no se permite el acceso.

MSF había solicitado de forma insistente a las autoridades malienses y francesas que le permitiese acceder a Konna y había advertido de la necesidad de evaluar la situación humanitaria sobre el terreno.