28.05.2014

Desde el mes de febrero de 2014 los pacientes que acuden a la sala de urgencias del Hospital General de Nuevo Laredo se benefician del trabajo de colaboración entre la Secretaria de Salud y Médicos Sin Fronteras (MSF) para mejorar esta importante instancia de atención hospitalaria.

Esta tarea médica mancomunada entre la Secretaría de Salud y MSF fue protocolizada el 23 de mayo de 2014 con la firma de un convenio de colaboración.

Con una población de más de 400,000 habitantes y una población flotante de 150,000 personas, Nuevo Laredo tiene un Hospital General perteneciente a la Secretaría de Salud que atiende a las personas más vulnerables de la ciudad fronteriza. En la actualidad, el hospital recibe un total de 3,000 consultas mensuales en el departamento de urgencias.

A raíz de los picos de violencia que pueden ocurrir, derivados del complejo contexto en que se encuentra el estado de Tamaulipas, MSF implementó en conjunto con las autoridades hospitalarias un modelo de atención en el departamento de urgencias del hospital para que los médicos y las enfermeras puedan estar mejor preparados para enfrentar cualquier tipo de situación de urgencias y atender con mejores herramientas a los pacientes en situación crítica.

El proyecto médico de MSF se enfoca principalmente en la organización del departamento de urgencias, reforzando la atención médica a través de un apoyo en recursos humanos.

MSF ha contratado a siete enfermeras específicamente para implementar el triage. Además, brinda capacitación tanto a los médicos como a las enfermeras de urgencias y, de forma gradual, se hará la entrega de equipos médicos necesarios para mejorar el desempeño del departamento de urgencias en la atención de los casos críticos.

A partir de la experiencia de MSF en el Hospital General de Nuevo Laredo, la Secretaría de Salud del Estado de Tamaulipas manifestó el interés de replicar el modelo de atención en otros departamentos de urgencias en hospitales del estado.

La Secretaría de Salud propuso continuar el trabajo en la sala de urgencias del Hospital General de Reynosa. Por lo cual, a inicios de junio próximo, un médico y una enfermera de la organización en cooperación con el equipo del Hospital General de Reynosa realizarán un diagnóstico situacional, el cual permitirá definir la contribución de MSF en este proyecto.

Entradas relacionadas