Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
27.11.2014

Un equipo de MSF se encuentra en la Escuela Normal de Ayotzinapa para ofrecer acompañamiento psicosocial y terapéutico a través de actividades psicoeducativas y consultas psicológicas a cerca de 400 familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala (Guerrero).

Las desapariciones se produjeron el 26 de septiembre tras un incidente que provocó la muerte de seis personas y heridas a otras 20. Estos sucesos dejaron un grave impacto en la salud mental de los compañeros y familiares de las víctimas, por lo cual MSF les ofreció un apoyo psicológico que se inició hace un mes tras ser aceptado por las familias.

Se trata de un colectivo que padece de forma directa las consecuencias de los altos niveles de violencia que se viven en algunas áreas del país y a los que podemos asistir con apoyo psicosocial de emergencia, como ya hacemos en otros proyectos en México”, explica Marc Bosch, jefe de misión de MSF en el país.

El grupo de personas atendidas está concentrado desde hace casi dos meses en las instalaciones de la escuela, ubicada en el municipio de Tixla. La asistencia psicológica es muy importante para ayudar a las víctimas a afrontar la incertidumbre del momento actual y los posibles desenlaces del incidente. MSF inició la atención a través de un equipo integrado por cuatro psicólogas, un logista, una experta en salud mental y una coordinadora. Cada semana, las psicólogas realizan varias sesiones de apoyo tanto de carácter grupal como individual.

Además del apoyo psicológico, MSF también está ofreciendo apoyo en el acondicionamiento básico del espacio de la escuela de Ayotzinapa, que presenta unas condiciones precarias. “Las instalaciones están pensadas para unas 400 o 500 alumnos, pero ahora están al límite porque las ocupan cerca de 2,000 personas entre familiares, compañeros de las víctimas y estudiantes de otros centros que han acudido a Tixla como muestra de solidaridad”, dice Bosch.

El equipo de MSF ha tomado medidas para aumentar y mejorar la disponibilidad de baños y duchas y eliminar en lo posible zonas de aguas estancadas provocadas por la falta de drenaje en los desagües del inmueble. Asimismo se han distribuido productos esenciales como colchones, mantas o productos de higiene para los familiares de los 43 desaparecidos.

En base a los principios humanitarios, MSF lleva a cabo en México diversos proyectos de asistencia a grupos de población que sufre las consecuencias directas de la violencia: víctimas de agresiones físicas, migración forzada, violencia sexual, desplazamiento forzado o desapariciones, todas ellas con efectos sobre la salud mental de las víctimas.
MSF desarrolla proyectos en México desde 1985. A lo largo del año 2013, la organización atendió a más de 12,000 personas en sus diferentes proyectos.

MSF es una organización médica humanitaria que tiene entre sus principios básicos actuar con imparcialidad y neutralidad, sin que sus operaciones constituyan en sí mismas un acto hostil o busquen favorecer a alguna de las partes. Su independencia es ampliamente reconocida tras más de cuatro décadas de actividad y se basa en una imprescindible independencia financiera que le permite evaluar libremente las necesidades de las poblaciones asistidas sin estar condicionada por la agenda internacional de los financiadores ni por los intereses de política exterior de los Estados o de los agentes directa e indirectamente implicados.