20.12.2011

Ante las deficiencias del sistema de salud en la atención a pacientes con enfermedades cardiovasculares en Chechenia, MSF inició un programa de atención de urgencias cardíacas y cuidados intensivos en la ciudad de Grozny a finales de 2010. Casi 700 pacientes ya se han beneficiado de estos servicios.

La primera fibrinólisis –un procedimiento para disolver coágulos de sangre antes de que lleguen al corazón, lo que sería mortal– se practicó a principios de julio en el hospital de urgencias de Grozny. Desde entonces se han efectuado otras 15 en dicho hospital de la república rusa de Chechenia. “Antes de la llegada de MSF, no podíamos aplicar este procedimiento. No disponíamos del equipamiento ni de los medicamentos necesarios", explica la Dra. Madina Saidarkhanova, responsable de la Unidad de Atención Cardíaca del hospital.

Una población de riesgo
Fumar, una dieta insuficiente, falta de ejercicio, hipertensión, diabetes, y especialmente el estrés de años de guerra, hacen que la población chechena sea más susceptible a padecer enfermedades cardiovasculares, que afectan a una persona de cada seis. En ausencia de equipamiento y de personal sanitario especializado, estas enfermedades son responsables de más del 62% de las muertes en Chechenia, mientras la media nacional de Rusia se sitúa en un 56%.

En 2009, el hospital de urgencias de Grozny registró 1,555 pacientes que habían sufrido un ataque cardíaco, de los cuales el 33% perdieron la vida. Por aquel entonces, la unidad de cuidados intensivos y el servicio de cardiología del centro hospitalario no disponían de desfibriladores, electrocardiógrafos o monitores Holter, y no había forma de efectuar exámenes biológicos especializados ni tratamientos fibrinolíticos. La única forma de tratar a pacientes con enfermedades cardiovasculares era viajando a Moscú, teniendo que recorrer una distancia demasiado grande para la mayoría de casos urgentes.

Casi 700 ingresos en pocos meses
A finales de 2010, MSF puso en marcha un programa de atención cardiológica y cuidados intensivos en el hospital de urgencias de Grozny. Dadas las deficiencias del sistema de salud y la falta de conocimiento en el campo de la cardiología, el objetivo de MSF era mejorar la capacidad de los cardiólogos chechenos para diagnosticar y tratar los casos urgentes.

Los primeros meses se destinaron a conseguir y mejorar el equipamiento, los suministros y los medicamentos, y a formar al personar en métodos específicos para tratamiento de enfermedades cardíacas. A continuación empezaron las consultas a los pacientes. Desde febrero de 2011, la unidad de urgencias del departamento de cardiología del hospital de Grozny registró casi 700 ingresos, pudiéndose reanimar a más de 100 pacientes mediante el uso de desfibriladores.

Primera experiencia para MSF
Cuestiones médicas aparte, ha habido que hacer frente a otros retos. "Es la primera vez que MSF lleva a cabo un proyecto de atención de urgencias cardiacas, una actividad médica altamente especializada. Sin embargo, los resultados preliminares denotan que está siendo todo un éxito”, declara Vladimir Najman, coordinador general de MSF en Rusia. A finales de 2011, la tasa de mortalidad por urgencias cardíacas había descendido al 7,82% en el hospital.