09.04.2020

 

 

Por Loïc Jaeger, director general de MSF en México.

¿Qué sería de las personas afectadas por la pandemia de COVID-19 sin los equipos médicos? ¿Cómo podríamos contener esta emergencia sin el valeroso trabajo del personal de la salud? Son preguntas hipotéticas que escribo en estos momentos complejos y difíciles para todos. Son cuestiones que nos recuerdan el invaluable valor de las personas que trabajan para combatir el virus.

Escribo esta carta con algo de tristeza. Lamentablemente surge para llamar la atención sobre las agresiones y amenazas que se registraron, en diferentes ciudades de México, en contra de personal sanitario y estructuras médicas que se preparaban para contener y tratar los casos de COVID-19. Entre otros hechos violentos, una enfermera fue agredida con cloro y un hospital fue quemado.

En Médicos Sin Fronteras (MSF) hemos vivido en carne propia este tipo de violencias a lo largo de nuestra historia, y por esta razón rechazamos por completo las agresiones a los trabajadores de la salud. Este tipo de reacciones no solo ponen en riesgo la vida de quienes nos cuidan, sino también la de las personas afectadas por el virus, sobre todo en un momento donde el país está por entrar en una de las fases más críticas de la pandemia.

La integridad de estos equipos que pasan noches y días en los centros de salud, atendiendo pacientes, es nuestra prioridad. Por eso, así como lo hemos hecho en otras ocasiones, desde MSF pedimos que nos unamos para exigir respeto por su trabajo, por los espacios y por los centros de salud.

Como ciudadano, llamo a la solidaridad, a la comprensión y a la confianza. Combatir estos hechos con un gesto social es darle la mano al personal de la salud que necesita de nuestro apoyo y empatía. Estamos seguros de que en la cooperación, la prevención y la inclusión está la solución a este virus.

Apoyemos a la persona que se encarga de limpiar los pasillos de un hospital todos los días, al enfermero que toma la temperatura, a la médica que hace la revisión general y nos alivia; a todas y cada una de las personas que participan en esta cadena que salva vidas.

Invito a las personas, a los medios de comunicación a las instituciones y a los artistas a que se sumen a esta manifestación de ánimo a través de mensajes de apoyo, fotografías y videos acompañados del hashtag #FuerzaEquipoMédico, para reconocer el esfuerzo tan esencial que las y los trabajadores de la salud están realizando.

Con esta iniciativa buscamos exaltar, visibilizar y hacerles ver que estamos con ellos y ellas. Que sabemos lo difícil que es su labor, para dejar claro que los ataques son inconcebibles. La pandemia de COVID-19 es una emergencia de salud global y solo juntos lograremos vencerla.