Brindando atención médica en una zona de conflicto

.

En Yemen brindamos el más alto nivel de cuidados intensivos de MSF
El equipo de la unidad de cuidados intensivos Centro de Trauma de Adén, es parte de un equipo que brinda el más alto nivel de cuidados intensivos en MSF. © MSF

En el Centro de Trauma de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Adén, Yemen, el enfermero Anis AbdRaboh Dayan ha sido testigo del brutal número de víctimas a causa de la violencia armada y la guerra civil en personas adultas, niñas y niños.

Anis ha trabajado como enfermero de cuidados intensivos en el centro de trauma de MSF durante casi todos sus 11 años de historia. En ese tiempo ha reflexionado profundamente sobre el impacto de la guerra y sobre la enfermería.  

“El mundo se ha convertido en muchas guerras, en muchos desastres. El dolor está haciendo estragos en este pequeño mundo. Así que plantar una sonrisa en un rostro triste sería algo muy hermoso. Te sentirás satisfecho y sentirás que eres humano en todo el sentido de la palabra, sentirás que practicas tu humanidad. 

En Yemen brindamos el más alto nivel de cuidados intensivos de MSF
Anis AbdRaboh Dayan ha trabajado como enfermero de cuidados intensivos durante 11 años en el Centro de Trauma de Adén de MSF en el sur de Yemen. © MSF

 

El legado de un joven 

Anis se inspiró para convertirse en enfermero después de su propia emergencia médica cuando era niño. “Me caí al suelo y me salió una herida sangrante. Tuve mucho dolor. Fue entonces cuando me recibió una enfermera del servicio de urgencias. Me trató muy bien, me quitó el miedo, me vendó y me dio medicamentos. Amé la enfermería desde ese día”. 

Ahora, como adulto, es la historia de otro niño que ha dejado una marca indeleble en Anis y sus colegas. 

“Mientras viva, nunca olvidaré a un niño de unos cinco años. Venía de un pueblo lejano con una herida de bala en el abdomen. Pasó mucho tiempo hasta que llegó al hospital y perdió mucha sangre. La falta de sangre condujo a la falta de oxígeno en el cerebro, lo que resultó en una disfunción cerebral. 

“No podía caminar y no podía hablar. Quienes estábamos en el equipo de enfermería en el departamento de cuidados intensivos, desarrollamos un plan de tratamiento para el pequeño. Además de los medicamentos, la parte terapéutica; pensamos en el apoyo psicológico. Le compramos juegos, y destinamos tiempo para sentarnos con él y, a veces, con la familia y el niño, tratando de sacarlo de su caparazón. 

“Pero ocurrió un milagro. Fue un sentimiento hermoso, y la mayoría de nosotros lloramos. Se levantó de su cama… Y comenzó a caminar frente a nosotros. Y nos agradeció, con los ojos, los labios y las manos, señalándonos”. 

En Yemen brindamos el más alto nivel de cuidados intensivos de MSF
Anis AbdRaboh Dayan y sus colegas enfermeros de cuidados intensivos en el Centro de Trauma de Adén son parte de un equipo que brinda el más alto nivel de cuidados intensivos en MSF. © MSF

 

Pasando a cuidados intensivos 

“Empecé en el departamento de pacientes hospitalizados tomando diferentes entrenamientos y ejercicios para vestirme y aplicar inyecciones y descubrir cómo trabajar de acuerdo con los protocolos”, dice Anis. “Luego pasé al departamento de cuidados intensivos, que es un departamento donde se realiza un trabajo muy delicado”. 

La UCI de Adén está designada como de nivel 3, así que proporciona el nivel más alto de cuidados intensivos avanzados en MSF. El equipo ve traumatismos que afectan el tórax, el abdomen, el área pélvica, los pies, las manos y los vasos sanguíneos de las personas. Muchos pacientes han experimentado retrasos peligrosos para llegar al hospital, lo que complica su estado. 

Para Anis, fue un paso importante y emocionante ingresar a la UCI, especialmente porque no hay muchas oportunidades para que el personal de enfermería avance en sus carreras profesionales en Yemen. 

“Los ejercicios teóricos y prácticos y la capacitación de MSF fueron del más alto nivel”, nos cuenta. “Adquirí más experiencia en cuanto a ventilación mecánica para las y los pacientes, y sobre cómo tratar a un paciente que sufre una lesión vascular; o sobre los cuidados que se deben brindar después de operaciones grandes y complejas como laparotomías. Sentí que estaba experimentando un cambio en mi vida. ¡Era nuevo! Me obligó a tener más habilidades”. 

Un mayor reconocimiento para el personal de enfermería 

Según Anis, el personal de enfermería sigue siendo subestimado y poco reconocido, pero es hora de que eso cambie. 

“Los desafíos permanecen con cualquier gran trabajo que hagas. Los obstáculos son muchos. En primer lugar, la falta de comprensión del concepto de enfermería por parte de la sociedad, que el trabajo de la enfermería se limita únicamente a aplicar inyecciones y vendajes. Pero es mucho más que eso. 

“Por lo tanto, la visión debe expandirse y aclararse sobre la profesión de enfermería, y darle el lugar que le corresponde, porque es una parte influyente de esta sociedad y de toda la humanidad”. 

 

El Centro de Trauma de MSF en la ciudad costera del sur de Adén, Yemen, se inauguró en 2012 para tratar a los pacientes que sufren traumas agudos debido al conflicto activo. El hospital brinda servicios de cirugía general y ortopédicos (excluyendo neurocirugía, maxilofacial, oftalmología), así como servicios de salud mental, fisioterapia y laboratorio y microbiología. En 2022, 392 pacientes recibieron atención en la UCI de Adén. 

Compartir

Relacionados

Colabora