Haití: Las actividades de MSF bajo amenaza tras una serie de incidentes de seguridad en Puerto Príncipe

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • Haití: Las actividades de MSF bajo amenaza tras una serie de incidentes de seguridad en Puerto Príncipe
MSF trabaja en Haití desde hace 30 años
Responsable de enfermería en el hospital de Tabarre de MSF, Isman Elhadji Oumarou, trabaja en urgencias. ©MSF/Alexandre Marcou

Los recientes incidentes que involucran a los equipos y actividades de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Puerto Príncipe, así como las graves amenazas que circulan en las redes sociales, están poniendo en peligro la seguridad del personal de MSF y de los pacientes que son atendidos en sus instalaciones, así nuestra capacidad para brindar atención en Haití

En la noche del 23 de febrero, hombres armados encapuchados intentaron irrumpir en el hospital que Médicos Sin Fronteras tenemos en Tabarre. “Individuos no identificados apuntaron con sus armas al personal y golpearon la puerta antes de intentar escalar el muro para ingresar al hospital”, afirma Mahaman Bachard Iro, coordinador de MSF en Haití. 

Añade que, después, los individuos abandonaron las instalaciones. Pedimos a todas las partes que respeten la misión médica que tenemos, incluso cuando MSF sigue siendo una de las últimas organizaciones internacionales que sigue brindando atención en la capital haitiana”, concluye. 

Anteriormente, el 22 de febrero, bloquearon las entradas y salidas del centro de emergencias de MSF en Turgeau y registraron una ambulancia. Al negarse a bajar las armas, la policía ingresó a las instalaciones para verificar la identidad de todos los pacientes registrados. 

Unas semanas antes, el 7 de febrero, se produjo otro incidente cuando una ambulancia claramente identificada como perteneciente a MSF fue detenida y registrada. Apuntaron con armas a quienes viajaban en el vehículo para verificar sus identidades, deteniendo la ambulancia durante más de 45 minutos antes de que se le permitiera reanudar su viaje. 

Además, desde principios de año se produjeron dos violentos enfrentamientos entre grupos armados a pocos metros del hospital que MSF tenemos en Cité Soleil, que causaron el cierre temporal de las consultas y la evacuación temporal de parte del personal.  

Ante estos reiterados y perturbadores enfrentamientos, y el hecho de que la línea del frente entre los grupos armados se acerca cada vez más al hospital, en MSF tememos que no nos sea posible trabajar de manera segura para seguir brindando atención médica a la población. 

“Cada vez es más difícil trabajar en estas condiciones y la repetición de estos incidentes pone en peligro la seguridad de nuestro personal médico y de las y los pacientes”, declaró Mahaman Bachard Iro. “Estos obstáculos repetidos a nuestros equipos que se desplazan por Puerto Príncipe para trasladar pacientes de un hospital a otro, estas intrusiones violentas en nuestras instalaciones médicas, y el fuego cruzado en las puertas de nuestras instalaciones de salud, amenazan seriamente la continuidad de nuestras actividades”.  

Como recordatorio, MSF nos vimos obligados a cerrar temporalmente el hospital de Drouillard en abril de 2022, cerramos definitivamente las puertas de nuestro centro de emergencias en Martissant en junio de 2021 y suspendimos nuestro apoyo al hospital Raoul Pierre Louis en Carrefour en enero de 2023 por motivos de seguridad. 

Médicos Sin Fronteras está presente en Haití desde hace 30 años, tratando a todos los pacientes que necesitan atención de manera imparcial. Instamos a todas las partes a respetar nuestra misión médica, incluyendo a pacientes, cuidadores, hospitales y las ambulancias que les transportan.  

En este difícil contexto, todo el sistema de salud haitiano está al borde del colapso, ya que muchas estructuras de salud ya no pueden funcionar correctamente. MSF reitera su compromiso con la población haitiana, las primeras víctimas de la violencia que desgarra el país desde hace años. 

En 2022, los equipos de MSF, en colaboración con el Ministerio de Salud, realizaron más de 4,600 intervenciones quirúrgicas, dieron 34,200 consultas de emergencia, trataron 2,600 heridas de bala, a 370 víctimas de quemaduras y realizaron 17,800 consultas en clínicas móviles, 2,300 víctimas de violencia sexual y asistieron 700 partos. Desde la llegada del primer caso de cólera a finales de septiembre de 2022, nuestros equipos también han tratado a más de 19,000 personas. 

 

Compartir

Relacionados

Colabora