Haití: una protesta ante el centro de MSF en Saint Marc trastoca la respuesta al cólera

MSF recuerda que el cólera es una enfermedad fácilmente tratable, y que los centros de tratamiento no sólo son clave en la respuesta, sino que no suponen riesgo alguno para la población

MSF recuerda que el cólera es una enfermedad fácilmente tratable, y que los centros de tratamiento no sólo son clave en la respuesta, sino que no suponen riesgo alguno para la población

La manifestación que tuvo lugar ayer martes 26 de octubre en el Centro de Tratamiento del Cólera (CTC) instalado por Médicos Sin Fronteras en la ciudad haitiana de Saint Marc ha trastocado los esfuerzos que la organización está realizando para prevenir la propagación de la epidemia y tratar a las personas que ya se han contagiado de la enfermedad.

La construcción de este CTC, con capacidad para la hospitalización de 400 pacientes, estaba a punto de concluirse cuando un grupo de personas se manifestó de forma violenta contra su apertura. Varias de las tiendas de campaña del centro fueron incendiadas. MSF tenía previsto empezar a trasladar al nuevo CTC a parte de los pacientes ya ingresados en el Hospital de Saint Nicholas, donde las condiciones de trabajo están lejos de ser óptimas. El incidente se saldó sin heridos de importancia.

"La consecuencia última es que ahora no podemos responder a la epidemia de cólera en la región de Artibonite de la forma más eficaz y en las mejores condiciones posibles”, lamenta Francisco Otero, coordinador de la intervención de emergencia en Saint Marc. “Esta instalación era crucial para aliviar la elevada carga de pacientes en el Hospital de Saint Nicholas y para garantizar el rápido tratamiento de los casos más graves”.

MSF recuerda que la cercanía de un CTC a un núcleo poblacional no supone riesgo alguno para la comunidad. Muy al contrario, el hecho de que un CTC esté instalado en el área afectada por el cólera permite proporcionar un rápido tratamiento a los pacientes, asegurar atención inmediata a los casos más severos con riesgo de muerte, y mitigar la propagación de la enfermedad. Debido a las fuertes diarreas y vómitos que provoca, el cólera puede llevar al fallecimiento del paciente en menos de 24 horas si no recibe tratamiento.

“El cólera es una enfermedad fácilmente tratable, y estamos preparados para poner nuestra larga experiencia en esta materia al servicio de las víctimas de esta epidemia”, apuntó Otero. “Queremos colaborar con las autoridades y con los líderes comunitarios para encontrar una solución que no comprometa la eficacia de la respuesta al brote. MSF sigue comprometida con la instalación de centros de tratamiento del cólera, para proporcionar un tratamiento óptimo a los pacientes y controlar la propagación de la epidemia”.

El Ministerio de Salud haitiano ha recomendado el desmantelamiento del CTC, que ha sido instalado en un campo de fútbol cercano al Hospital de Saint Marc, con el fin de evitar tensiones con la comunidad y tener la oportunidad de dar garantías añadidas a la población de que el centro no supone ningún riesgo. Las autoridades sanitarias han declarado que propondrán un nuevo emplazamiento. Anteriormente habían autorizado su instalación en el emplazamiento actual.

Desde el principio de la emergencia en Saint Marc, los equipos de MSF han estado trabajando en el Hospital de Saint Nicholas (perteneciente al Ministerio de Salud), que rápidamente quedó desbordado de pacientes. El aislamiento de los enfermos de cólera para mitigar el riesgo de contagio al resto de pacientes ingresados supuso un significativo desafío. Un CTC independiente habría aliviado la presión en el hospital, permitiendo su normal funcionamiento para la atención del resto de pacientes. También habría permitido un control óptimo de la higiene, algo fundamental en el tratamiento del cólera. MSF tiene una larga experiencia en el trabajo en CTC, gracias a los cuales la organización ha podido dar respuesta de gran eficacia a epidemias en muchos países.

El Hospital de Saint Nicholas respaldado por MSF sigue recibiendo una cifra significativa de pacientes. En esta estructura, los pasados domingo y lunes, los equipos de MSF trataron a unos 450 pacientes al día, entre quienes fueron tratados con suero de rehidratación oral y quienes tuvieron que recibirlo por vía intravenosa.

Actualmente, MSF está preparada para tratar el cólera en ocho de sus instalaciones médicas en la región de Artibonite y en Puerto Príncipe y alrededores. En 2010, los equipos de MSF han intervenido en epidemias de cólera en Camerún, Chad, Níger, Nigeria, Pakistán, Papúa Nueva Guinea y Zambia.


Ayúdanos a estar preparados para la próxima emergencia:
HAZ UN DONATIVO al fondo de emergencias de Médicos Sin Fronteras

Compartir

Relacionados

Colabora