Jordania: Un nuevo hogar para el proyecto de Cirugía Reconstructiva de MSF, a punto de quedar listo

Después de meses de intenso trabajo, el nuevo hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) especializado en cirugía reconstructiva para víctimas de guerra en la región árabe está casi listo para entrar funcionamiento. Será el más grande hospital gratuito para el tratamiento de víctimas de guerra en toda la región.

Después de meses de intenso trabajo, el nuevo hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) especializado en cirugía reconstructiva para víctimas de guerra en la región árabe está casi listo para entrar funcionamiento. Será el más grande hospital gratuito para el tratamiento de víctimas de guerra en toda la región.

Amán, 22 de diciembre de 2014.- El proceso de renovación y construcción de este hospital de 150 camas y 8 plantas se inició desde junio de 2014, y se espera que esté terminado a principios de 2015. Los equipos de arquitectos, logistas y médicos de MSF han estado trabajando duro para asegurar que la estructura cumpla con los más altos estándares, proporcionando la infraestructura adecuada para el tratamiento de los pacientes, así como un medio ambiente adecuado para su recuperación y rehabilitación.

La decisión de MSF de mejorar el proyecto de cirugía reconstructiva de Amán con la construcción de un nuevo hospital, se produjo después de años de debate sobre cómo se podía hacer frente a la demanda resultante de la continua inestabilidad en toda la región. Al mismo tiempo, esto se concibió como un paso para mejorar la calidad de los servicios médicos y no médicos proporcionados a las víctimas de guerra de la región, y a sus trabajadores.

El proyecto continuará proporcionando las mismas especialidades quirúrgicas: cirugía ortopédica, plástica y maxilofacial. Sin embargo, las condiciones de trabajo, la esterilización y el entorno general del nuevo hospital serán mejorados, dando un mayor potencial para la adición de nuevas actividades quirúrgicas en el futuro, y para proporcionar un mejor ambiente para el tratamiento de los pacientes infectados.

''En este proyecto, MSF ha estado experimentando el desafío que suponen las bacterias multirresistentes ", dijo el Dr. Rashid Fakhri, MSF Coordinador quirúrgico en Amán. "Alrededor de la mitad de los pacientes ortopédicos y maxilofaciales que llegan al proyecto de Amman vienen con una infección multirresistente a los fármacos. Así, ambiente esterilizado y la capacidad aislamiento en el nuevo hospital seguramente nos permitirá mejorar la gestión muchos de estos casos infectados".

Todas las actividades del proyecto de cirugía reconstructiva Amán, incluido el alojamiento entre cirugías, se centralizarán en un edificio nuevo y bien equipado. Además de eso, mudarse al nuevo hospital le permitirá a MSF abrir nuevas puertas y desarrollar experiencia en la gestión hospitalaria, así como promover nuevas alianzas con la comunidad científica.
''El hospital será más grande que el que estamos utilizando actualmente en Amán y sin duda nos permitirá tener un número adicional de camas, así como aumentar la capacidad médica", dice Marc Schakal, Coordinador General de MSF en Jordania e Irak. "Sin embargo, el objetivo final no es aumentar la capacidad sino proporcionar un mejor tratamiento y una mejor gestión del flujo de pacientes. Vamos a ser capaces de mantener a los pacientes que necesitan atención hospitalaria por más tiempo, en lugar de darlos de alta por falta de espacio. También vamos a mejorar y optimizar el uso del quirófano ya que tendremos un tercer quirófano. ''
Continuó: ''Lo que hacemos es más que tratar una herida o una lesión. Tratamos de ayudar al paciente, en la mayor medida lo posible, para que pueda recuperar la funcionalidad y reducir las dificultades resultantes de sus heridas. Es un proyecto único en muchos sentidos, dentro de MSF y en cualquier otro lugar. ''

En su proyecto en Amán, MSF trata a niños y adultos de toda la región árabe que han sido gravemente heridos en las guerras o conflictos. Tienen graves lesiones complicadas que en muchos casos no fueron tratadas de inmediato o no podían ser tratadas adecuadamente en su propio país. En el proyecto de Amán, reciben atención quirúrgica especializada, fisioterapia y apoyo psicológico. Desde que el proyecto comenzó en 2006, más de 3.700 pacientes procedentes de Iraq, Siria, Yemen, Gaza, Egipto y Libia han sido tratados en el proyecto. Los pacientes permanecen durante un promedio de seis meses, a veces hasta dos o tres años, mientras que se someten a un programa de complejas cirugías y rehabilitación.

Compartir

Relacionados

Colabora