Kitchanga, Congo: miles de personas siguen huyendo de una violencia que no cesa

Tras los intensos enfrentamientos de hace dos semanas continúan los combates y los incendios premeditados en la ciudad de Kitchanga, al este de la República Democrática del Congo.

Tras los intensos enfrentamientos de hace dos semanas continúan los combates y los incendios premeditados en la ciudad de Kitchanga, al este de la República Democrática del Congo.

Miles de habitantes de la ciudad han huido presas del pánico. Los desplazados son sobre todo mujeres, niños y ancianos que huyen llevando consigo sus escasas pertenencias y su ganado. Las personas que no pueden huir, buscan refugio en campos improvisados en la propia ciudad.

“La situación de la región es extremadamente volátil y desesperada. Hay una escalada de la tensión intercomunitaria, y los tiroteos son cada vez más frecuentes”, explica Hugues Robert, Jefe de Misión de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la provincia de Kivu norte.

Durante la segunda oleada de ataques del 25 de febrero, más viviendas de Kitchanga resultaron dañadas por incendios. Se han destruido numerosos inmuebles y casas particulares, incluida la oficina de MSF. Además, las bombas alcanzaron el hospital de Saint Benoit, matando a dos personas e hiriendo a ocho.

Dentro de la ciudad, miles de desplazados carecen de refugio y de alimentos y están expuestos al frío, especialmente por la noche. “Con la estación de lluvias, ha aumentado el riesgo de que se produzcan brotes de enfermedades como el cólera y la neumonía,” declara Corry Kik, coordinadora médica de MSF.

El personal nacional congoleño de MSF trabaja a contrarreloj en el hospital, apoyando a sus colegas del Ministerio de Sanidad. De momento, más de 140 personas han resultado heridas y se han contabilizado más de 85 muertes de civiles. 65 heridos están recibiendo asistencia en el centro de salud y 55 de los heridos de consideración han sido trasladados, o bien en helicóptero a Goma tras ser estabilizados, o bien por carretera al hospital de Mweso, en el que MSF cuenta con un equipo quirúrgico. Ahora mismo MSF es la única organización humanitaria que trabaja en Kitchanga, que cuenta con 150.000 habitantes, y su área de influencia.

La organización está ampliando y reforzando al equipo en respuesta a la violencia. La semana pasada, un cirujano, un anestesista, una enfermera y un logista especializado en emergencias fueron enviados en helicóptero a Kitchanga. Esta semana, otros dos médicos y diez enfermeros se incorporarán al equipo sanitario en el terreno.

Para que MSF pueda llevar a cabo su labor médica, la organización apela a todas las partes a que respeten la neutralidad de las instalaciones médicas y al personal sanitario y a que aseguren el transporte seguro de los heridos.

MSF dispensa atención primaria y secundaria de salud en toda la provincia de Kivu norte, en la República Democrática del Congo. La organización gestiona centros de salud y clínicas móviles y apoya a hospitales de referencia en Mweso, Pinga, Masisi, Rutshuru, y Kitchanga. También está al frente de centros de tratamiento de cólera en Goma y sus alrededores. Los equipos de emergencia evalúan con regularidad la situación y responden a las necesidades en otras zonas de Kivu norte.

Compartir

Relacionados

Colabora