La falta de vacunación durante meses expone a los niños en Liberia a enfermedades infecciosas

Las campañas de vacunación de rutina en los países del oeste de África, afectados por el virus Ébola, se han reducido considerablemente desde el brote de la epidemia.

Las campañas de vacunación de rutina en los países del oeste de África, afectados por el virus Ébola, se han reducido considerablemente desde el brote de la epidemia. En el condado de Montserrado, Liberia, MSF llevó a cabo recientemente una campaña de vacunación contra el sarampión con los protocolos de seguridad apropiados. Philippe Le Vaillant, jefe de misión de MSF en Liberia, habla de la necesidad de incrementar la cobertura de vacunación y restablecer la confianza en los servicios médicos.
 
P. ¿Cuál ha sido el impacto del Ébola en la vacunación de los niños?
 
Philippe Le Vaillant: Al igual que con otras actividades médicas en el país, el brote de Ébola también redujo significativamente la vacunación. Las autoridades liberianas informaron que el número de niños vacunados cada mes se desplomó 60% a fines de 2014. La cobertura de vacunación contra el sarampión se redujo a 58%, mientras que el mínimo para una protección efectiva es 80%. En enero pasado, alrededor de 92,000 niños no fueron vacunados, haciéndolos vulnerables a muchas enfermedades infantiles prevenibles.
 
 
P. ¿Se han reanudado las actividades de vacunación desde que ha bajado el número de nuevos casos de Ébola en Liberia?
 
PLV: En Monrovia, la mayoría de los centros de salud han reabierto y tienen posibilidades de realizar las campañas de vacunación de rutina. Sin embargo, los trabajadores de la salud necesitan seguridad antes de poner las inyecciones porque la manipulación de sangre constituye uno de los principales riesgos de contaminación en un contexto de Ébola. Además, la población todavía tiene miedo, por lo que las personas se resisten a acudir a los centros médicos a recibir atención. Una de nuestras prioridades es superar esta pérdida de confianza a través de entrenar y sensibilizar a la comunidad.  
 
 
P. En una publicación reciente se sugiere que un brote de sarampión enorme podría propagarse en la región debido a la baja cobertura de inmunización. ¿Cuál es la realidad de ese riesgo?
 
PLV: En efecto, se declaró una epidemia de sarampión en enero de 2014 en Conakry, Guinea, justo antes del brote epidémico de la fiebre de Ébola. Para principios de marzo, los equipos de MSF habían registrado alrededor de 180 casos de sarampión en la capital de Liberia. Más allá de las cifras y proyecciones, es esencial reforzar la capacidad de vigilancia e investigación y al mismo tiempo elevar considerablemente y lo más rápido posible, la tasa de cobertura de vacunación.
 
P. ¿Cuál es el apoyo que brinda MSF con respecto a la vacunación contra el sarampión en Liberia ?
 
PLV: En el condado de Montserrado, MSF ha apoyado a los centros de salud con donaciones y sesiones de entrenamiento, principalmente sobre el tratamiento y cuidado de los niños infectados. También trabajamos con las autoridades sanitarias liberianas y sus asociados para fortalecer la vigilancia y mapear los casos.
 
El 18 y 19 de marzo, nuestros equipos llevaron a cabo una campaña de vacunación contra el sarampión en Peace Island. Este barrio de Monrovia había reportado el mayor número de casos de sarampión. Quinientos niños de 6 meses a 5 años fueron vacunados allí. Se aplicaron protocolos reforzados de prevención de infecciones durante esta campaña, tales como el control sistemático de la temperatura y un cuestionario médico; desinfección de los guantes entre cada inyección; filas de espera más cortas, entre otros. Nuestro objetivo era también mostrar que es posible vacunar de manera segura en un contexto de Ébola.
 
Esperamos ahora que todo lo aprendido en esta campaña piloto pueda contribuir a la organización de la campaña de vacunación masiva prevista para mayo próximo por las autoridades liberianas. Lo ideal, sería también poder vacunar a los niños contra otras patologías (poliomielitis, difteria, tos ferina, tétanos, etc.), distribuir vitamina A y tratamientos preventivos contra la malaria, ya que la estación de lluvias está por comenzar. Hasta ahora, el riesgo de contaminación por Ébola excluía toda posibilidad de vacunar. Esperamos que esto esté cambiando.
 
  • MSF dirige el centro de atención y manejo de Ébola ELWA 3 en Monrovia desde agosto de 2014 y una unidad de tránsito para los casos bajo sospecha en el hospital de la Redención, desde diciembre. El centro de atención de Ébola en Foya se cerró en diciembre pasado después de que el condado de Lofa fue declarado oficialmente libre de Ébola. Desde el inicio de la epidemia, 670 pacientes han sobrevivido al Ébola en un centro de MSF en Liberia.
  • Equipos de respuesta rápida de MSF también se han desplegado recientemente en los condados de Gran Bassa, el Grand Cape Mount y Margibi para ayudar a las autoridades sanitarias a circunscribir los brotes de la epidemia.
  • En octubre pasado, los equipos de MSF distribuyeron un tratamiento preventivo contra la malaria en la zona oeste de la capital de Liberia, dirigido aproximadamente a 600,000 personas.
  • El 21 de marzo, MSF abrió un nuevo hospital pediátrico en Monrovia para aumentar la capacidad de manejar emergencias médicas no relacionadas con Ébola. Este hospital está abierto todos los días las 24 horas y cuenta con 46 camas para niños menores de cinco años, con la posibilidad de ampliarse a 100 camas.
 
Compartir

Relacionados

Colabora