La tregua no duró

Logo MX en placa

Michele Beck, es referente médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) y se encuentra en la ciudad de Gaza. Aquí explica lo que los equipos de MSF han sido capaces de hacer, y también lo que no han podido lograr en los últimos días.

Michele Beck, es referente médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) y se encuentra en la ciudad de Gaza. Aquí explica lo que los equipos de MSF han sido capaces de hacer, y también lo que no han podido lograr en los últimos días.

Una tregua de 72 horas se inició esta mañana, pero no duró mucho. Durante la tregua habíamos planeado ir al hospital Nasser en Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza, para ver si necesitan suministros o personal adicionales. Pero no pudimos, tuvimos que regresarnos debido a que se reanudaron los combates. La tregua habría dado un poco de tiempo a la gente de aquí para respirar y para enterrar a sus muertos. También habría permitido que nos moviéramos. Pero no sucedió así.

El personal de MSF que está cerca de Rafah nos llamó: se vieron obligados a permanecer en sus hogares. Describieron escenas de caos, con una gran cantidad de muertos y heridos en las calles.

Los bombardeos continúan. Esto significa que no podemos movernos; esto impide nuestra capacidad de trabajar en la Franja de Gaza. Hacemos lo que podemos, pero la lucha debe detenerse durante varios días para que la ayuda pueda ponerse en camino y para que las personas puedan recibir atención médica y ayuda cubrir para sus necesidades básicas. No sé cuánto tiempo podremos seguir a este ritmo. La gente aquí está agotada.

En la ciudad de Gaza, nos estamos centrando en el hospital Al Shifa. Oleadas de heridos llegan; cuántos exactamente depende de la intensidad de los bombardeos. Las personas a menudo tienen múltiples lesiones, quemaduras, heridas de metralla o necesitar amputaciones. Hay siete miembros del personal internacional de MSF- médicos, anestesistas, enfermeras y cirujanos- que trabajan en el hospital Al Shifa, junto con el personal palestino. Trabajan en el servicio de urgencias, en el quirófano y en la unidad de quemados. El personal palestino de la Secretaría de Salud tiene experiencia en cirugía de guerra y en hacer frente a una gran afluencia de heridos. Hacen un gran trabajo.

A veces, el número de personas que llegan es tan grande que es difícil contar exactamente cuántos hay. Vemos una gran cantidad de mujeres y niños. En la noche del 29 de julio, nuestros equipos realizaron 27 cirugías – 15 de ellos a niños menores de 12 años-. El 30 de julio, el equipo llevó a cabo cirugía tras cirugía, durante toda la noche. 50 en total. A veces se han tenido que realizar múltiples cirugías en la misma sala de operaciones.

La mayoría de los centros de salud han cerrado a causa del conflicto, y los hospitales están desbordados. En la ciudad de Gaza, MSF gestiona una unidad clínica de cuidados post-operatorios, pero la mayoría de los pacientes tienen miedo de acudir debido al peligro constante. Sólo hay alrededor de veinte pacientes por día. Cientos de heridos acudieron a los hospitales Edwan Kamal Nasser en Beit Lahia y al Hospital Khan Younis la noche del 28 al 29 de julio. MSF ha donado material médico a estas dos instalaciones, ya que ambas están luchando para hacer frente a las necesidades

Compartir