La violencia continua y las restricciones de movimiento impactan a los pacientes y el personal de Médicos Sin Fronteras en Nablus (Cisjordania)

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • La violencia continua y las restricciones de movimiento impactan a los pacientes y el personal de Médicos Sin Fronteras en Nablus (Cisjordania)
Programa de salud mental de MSF en Nablus y Qalqilya - trabajo social y psicoterapia
©Laurie Bonnaud/MSF

El pasado 22 de febrero de 2023, una incursión de las Fuerzas israelíes en la Ciudad Vieja de Nablus causó la muerte de 11 personas palestinas y un centenar de heridas.

El 26 de febrero, cuando dos colonos israelíes fueron asesinados a tiros en el suburbio de Huwara en Nablus, las fuerzas israelíes cerraron el acceso a la ciudad. Esa misma noche, colonos incendiaron propiedades palestinas, incluyendo automóviles, viviendas y tiendas, matando a una persona e hiriendo a más de 400 según reporta la Media Luna Roja Palestina.

Médicos Sin Fronteras (MSF) proporcionamos atención en salud mental en Nablus y hemos donado equipamiento médico y kits de emergencia a clínicas y hospitales locales tras los incidentes. Sin embargo, estos sucesos que ya se han vuelto habituales, afectan tanto a la salud mental de la población palestina como a las operaciones de asistencia de MSF. La restricción de movimientos en la ciudad limita el acceso de sus habitantes a los servicios de MSF, los cuales temen por su propia seguridad cuando salen de sus casas.

Los cierres de carreteras también afectan al personal de MSF que trata de llegar a su puesto de trabajo.

“Los puestos de control alrededor de Nablus están cerrados como consecuencia de la violencia del domingo, la cual impidió que nuestros trabajadores llegaran a la ciudad de Qalqilya el lunes, en la que también brindamos servicios de salud mental”, explica Tareq Zais, coordinador de MSF en Nablus.

Los residentes de Nablus, que ya se estaban viendo afectados por el aumento de la inseguridad, deben hacer frente ahora a incremento de los bloqueos en los primeros meses de 2023 a medida que aumenta la violencia en toda Cisjordania y alcanza niveles no vistos desde el año 2000.

“Todo esto está afectando a la vida personal de sus habitantes: uno de nuestros trabajadores, por ejemplo, no pudo volver a su casa en Ramalla el pasado 26 de febrero”, añade Tareq.

Las operaciones militares afectan frecuentemente a las operaciones de MSF.

“En menos de una semana, la ciudad de Nablus ha sufrido dos sucesos que han impedido que nuestros pacientes accedan a nuestras clínicas y que han afectado a nuestro personal. Estos incidentes reflejan lo que lleva siendo la norma durante los últimos meses: un estado de permanente tensión en el que la población tiene que vivir en medio de recurrentes cierres de la ciudad por parte de las fuerzas israelíes”, concluye Linda Gaouaou, coordinadora general de MSF en los Territorios Palestinos Ocupados.

Compartir

Relacionados

Colabora