La violencia sexual como arma de guerra

Jaime Wah, quien trabajó con MSF, describe cómo los hombres armados usan la violencia sexual como un arma de guerra.

Jaime Wah es una enfermera canadiense que trabajó con MSF en situaciones de conflicto en República Centroafricana y la República Democrática del Congo; brindando atención médica a personas que la necesitaban. 

Hace poco regresó de Sudán del Sur, en donde trabajo en el hospital de MSF en el Centro de Protección de la ONU en Bentiu, que es hogar de más de 100,000 personas que han sido desplazadas debido a la violenta guerra civil del país. 

En este video, ella describe cómo los hombres armados usan la violencia sexual como un arma de guerra, poniendo la salud y las vidas de mujeres que ya son vulnerables en aún más riesgo.

Compartir

Relacionados

Colabora