Los eventos por el cambio climático van a aumentar en frecuencia e intensidad generando aún más necesidades médico humanitarias

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • Los eventos por el cambio climático van a aumentar en frecuencia e intensidad generando aún más necesidades médico humanitarias
Níger: el cambio climático añade más dificultades a los más vulnerables
Foto de archivo: Níger: el cambio climático añade más dificultades a los más vulnerables. Julio de 2021. ©Mario Fawaz/MSF

Por Silvia Dallatomasina – Directora Adjunta de Médicos Sin Fronteras México y América Central.

El cambio climático tiene implicaciones profundas sobre la salud humana y las necesidades humanitarias de poblaciones vulnerables. Médicos Sin Fronteras (MSF) está desarrollando estrategias no solamente vinculadas a la reducción de sus emisiones de carbono, sino también a la adaptación de sus operaciones para garantizar el enfrentamiento de las consecuencias médico-humanitarias de esta crisis global. 

El aumento de la temperatura global, de la frecuencia de olas de calor y eventos meteorológicos extremos, como huracanes, inundaciones y sequías, conducen al empeoramiento de condiciones de salud preexistentes y a la emergencia y reemergencia de enfermedades.

En México y América Central, MSF trabaja con poblaciones vulnerables, incluyendo población en movimiento, víctimas de violencia, pacientes con enfermedades crónicas, además de responder a situaciones de emergencia vinculadas a brotes epidémicos y desastres naturales. Sin embargo, las consecuencias de la crisis climática van a amplificar las necesidades y el sufrimiento de nuestros pacientes y de las comunidades en las cuales trabajamos. 

Maritza y su familia se vieron fuertemente afectados por los huracanes Eta e Iota en 2020 y ahora, con la tormenta tropical Julia, han perdido nuevamente sus pertenencias. ©MSF

 

Es prioritario adaptarse y enfrentar los actuales y futuros desafíos

En estos ultimo años MSF ha tenido que responder a las necesidades generadas por inundaciones y huracanes en Honduras (huracanes ETA y IOTA a final 2020, inundaciones y huracán Julia en 2022), los cuales han generado desplazamiento de población, dificultades de acceso a agua y saneamiento y aumento de enfermedades trasmitidas por vectores como el Dengue. Estos eventos van a aumentar en frecuencia e intensidad, generando aún más necesidades médico-humanitarias en poblaciones ya afectada por la desigualdad socioeconómica y la falta acceso al sistema de salud. Entre otras cosas, alrededor del mundo se verán sequías lo cuál contraerá desnutrición, destrucción de climas y ecosistemas, migraciones masivas por estas pérdidas y un sinfín de consecuencias que muchas serán muy difícilmente previsibles.

En la región de México y Centroamérica la distribución de vectores trasmitiendo enfermedades como Dengue, Chikunguña, Zika y Malaria está particularmente afectada por el aumento global de las temperaturas. La consecuencia es la emergencia de estas enfermedades en áreas que antes no se encontraban y el aumento de brotes fuera de la normal temporada.

Níger: el cambio climático añade más dificultades a los más vulnerables
Foto de archivo: Níger, julio de 2021. ©Mario Fawaz/MSF

 

Las acciones deben comenzar ahora

En Honduras MSF está trabajando no solo en la respuesta, pero también en la prevención de estas enfermedades trasmitidas por vectores, con métodos nuevos y más eco sustentable. Al mismo tiempo hemos lanzado intervenciones para responder a brotes de Dengue en Bolivia y de Chikunguña en Paraguay, las cuales están particularmente intensa en esto primeros meses del 2023.

Es el papel de Médicos Sin Fronteras, como organización médico-humanitaria, responder a estas crisis, sin embargo, adaptarse a las consecuencias del cambio climático significa poner más cuidado en involucrar y escuchar las comunidades con las cuales trabajamos para colaborar a crear métodos de prevención y fortalecimiento de la resiliencia. Por este motivo en nuestros proyectos la comunidad y los pacientes se quedan al centro de nuestra acción.

El día de la tierra tiene que ser un momento en que pensar que la crisis de nuestro medioambiente es una crisis de todos. Sin embargo, en comunidades más vulnerables y desfavorecidas esta crisis subraya aún más desigualdades y sufrimiento, es ahí que nuestra acción tiene más impacto.  

Compartir

Relacionados

Colabora