MSF alerta de la situación de los migrantes llegados a las islas griegas

Tras recientes informes sobre la creciente llegada de migrantes a las islas griegas del Egeo en las dos últimas semanas, un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) se desplazó a las islas de Samos, Leros y Simi entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre para evaluar la situación.

Tras recientes informes sobre la creciente llegada de migrantes a las islas griegas del Egeo en las dos últimas semanas, un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) se desplazó a las islas de Samos, Leros y Simi entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre para evaluar la situación.

Durante su estancia, el equipo prestó atención médica y distribuyó artículos de higiene (cepillos de dientes, dentífrico y jabón) a un total de 246 personas, la mayoría de origen afgano y sirio. También suministró agua y comida para niños pequeños en caso de no disponer de ellos.

MSF pudo constatar que el acceso a atención médica de los migrantes recién llegados a las islas es limitado y que hacen falta más recursos para asegurar la referencia de los pacientes que así lo requieran a hospitales o centros de salud. Además, todos los grupos vulnerables (niños, mujeres embarazadas, ancianos y enfermos crónicos) deberían ser sometidos a exámenes médicos y seguimiento en caso necesario.

Por otra parte, las instalaciones visitadas por el equipo de MSF no reúnen las condiciones de alojamiento e infraestructuras suficientes, los estándares sanitarios son inadecuados y no hay separación entre hombres, mujeres y familias. El acceso a recursos básicos como agua potable, e incluso comida en algunos casos, es limitado y tampoco hay artículos de higiene para los recién llegados.

MSF ofrece asistencia médica y humanitaria a migrantes y solicitantes de asilo en Grecia desde 2008.

Compartir

Relacionados

Colabora