MSF brinda atención médica a personas solicitantes de asilo varadas en Países Bajos

La situación en Ter Apel, cada vez más inhumana, ha propiciado nuestra intervención. Por primera vez en nuestros 50 años de historia, Médicos Sin Fronteras se ve obligada a brindar asistencia médica de forma directa en suelo neerlandés 

Médicos Sin Fronteras

Médicos Sin Fronteras (MSF) hemos comenzado a brindar atención médica a los cientos de personas que se encuentran varadas en el exterior del principal centro de recepción para solicitantes de asilo, ubicado en Ter Apel.

Como organización humanitaria, hemos hecho un llamado al gobierno de los Países Bajos para que facilite urgentemente el acceso a la atención médica y mejore las condiciones en las que se encuentran todas las personas que se ven obligadas a dormir fuera del centro.  

El pasado viernes 19 de agosto, un equipo de Médicos Sin Fronteras llevó a cabo una evaluación de la situación en el exterior del centro de recepción de Ter Apel; el primer punto de entrada de las personas refugiadas en los Países Bajos. El centro está completamente desbordado y no tiene capacidad suficiente para satisfacer las necesidades más básicas de las personas recién llegadas.

Entre quienes viven en el campo improvisado que se ha creado fuera del centro había mujeres embarazadas, niñas, niños y personas con enfermedades crónicas, algunas de las cuales se habían quedado sin sus medicamentos. Todas estas personas están viviendo en condiciones inhumanas e indignas. No hay duchas y los escasos aseos disponibles no están en las condiciones adecuadas. Las tiendas y los refugios improvisados habían sido retirados y la gente tenía que dormir en el suelo, expuesta a los elementos.

Las y los trabajadores de MSF atendieron a muchas personas con enfermedades cutáneas, infecciones de las vías respiratorias superiores, infecciones del tracto urinario, diarrea y vómitos, así como problemas de salud mental, problemas dentales y diversas lesiones y heridas sin curar. “Si se permite que la situación continúe de la misma manera, puede dar lugar a que se produzcan graves emergencias médicas”, afirma Judith Sargentini, directora de MSF en los Países Bajos. 

 

Atención médica básica  

Tras consultar a las autoridades competentes y coordinarse con la Cruz Roja, MSF enviamos ayer 25 de agosto un equipo médico que comenzó a brindar atención sanitaria básica de forma inmediata. Se estableció en el exterior del centro con el objetivo de tratar enfermedades y lesiones, garantizar que las personas crónicamente enfermas puedan seguir tomando su medicación, clasificar los casos que deban ser remitidos al hospital o atendidos en un centro de salud, así como prestar primeros auxilios psicológicos a adultos y niños.   

 

Se necesita una solución estructural 

“Es la primera vez que MSF presta asistencia médica de forma directa en los Países Bajos. No podemos quedarnos de brazos cruzados ante esta situación, que resulta cada vez más inhumana e inaceptable, y que está ocurriendo en la puerta de nuestras casas”, explica Judith Sargentini. “Sin embargo, nuestra intervención es una medida provisional. El gobierno holandés y los municipios locales deben mejorar urgentemente las condiciones de vida de todas estas personas y asumir la responsabilidad de proporcionarles atención médica. Además, debe haber una solución estructural, como la creación de más centros de acogida y que estos sean mucho más humanos. Esto es algo que la sociedad lleva pidiendo al gobierno de Países Bajos desde hace años”.  

Compartir

Relacionados

Colabora