Níger: un 2021 marcado por una afluencia masiva de niñas y niños con desnutrición

En Níger, los centros de salud del distrito de Madarounfa apoyados por Médicos Sin Fronteras (MSF) enfrentaron una afluencia masiva de niñas y niños con desnutrición en 2021. En respuesta a la crisis, MSF abrió programas médico-nutricionales de emergencia en varios distritos de la región de Maradi y al otro lado de la frontera en Nigeria, en estado de Katsina, de donde provienen gran parte de niñas y niños enfermos.

En Níger, los centros de salud del distrito de Madarounfa apoyados por Médicos Sin Fronteras (MSF) se enfrentaron a una afluencia masiva de niñas y niños con desnutrición en 2021. En respuesta a la crisis, MSF abrió programas médico-nutricionales de emergencia en varios distritos de la región de Maradi y al otro lado de la frontera en Nigeria, en el estado de Katsina, de donde provienen gran parte de niñas y niños enfermos. 
 
"Cuando llegué por primera vez, los ingresos ya eran muy numerosos para la época del año", comenta el Dr. Many Mashako, quien trabajó como pediatra para MSF en Madarounfa de febrero a diciembre de 2021. Durante el pico estacional anual de desnutrición y malaria, – que dura de junio a octubre – los esfuerzos combinados del Ministerio de Salud de Níger y los equipos de MSF duplican la provisión de tratamientos médico-nutricionales. Esto incluye el aumento del número de camas a 260 en el hospital del distrito de Madarounfa para tener capacidad suficiente para tratar a todas las niñas y niños enfermos. Pero esto no fue suficiente en 2021, ya que los equipos médicos a menudo tenían hasta 450 niñas y niños hospitalizados que cuidar al mismo tiempo en el distrito.
 
“Durante todo el tiempo que estuve en Níger, la cantidad de niñas y niños ingresados ​​en el departamento de nutrición no siguió la misma tendencia que en los años anteriores. Sus números superaban constantemente nuestros pronósticos. Uno de nuestros primeros retos fue capacitar al personal contratado y organizar los refuerzos. Dada la magnitud del pico, se implementaron actividades médicas y nutricionales de emergencia adicionales en los hospitales y centros de salud en Aguié y Guidam Roumdji para apoyar al Ministerio de Salud. También ayudamos al hospital general de Maradi”, continúa el Dr. Mashako.
 
 
 
 
En 2021, cerca de 30,000 niñas y niños fueron admitidos en los cuatro hospitales que MSF apoyó en la región de Maradi (1). “Hubo días en los que tuvimos más de 70 niñas y niños en las salas de cuidados intensivos del hospital Madarounfa. Casi nunca había visto algo así. Realmente quiero felicitar a todos los trabajadores y trabajadoras de la salud que intervinieron para ayudar con la emergencia”, declara el Dr. Mashako.
 
También se realizaron más de 115,000 consultas en centros de salud y unidades de nutrición ambulatoria en el distrito de Madarounfa.
 

Responder a una crisis en ambos lados de la frontera entre Níger y Nigeria

Detrás de estas cifras excepcionalmente altas se esconde una crisis nutricional particularmente grave en el estado de Katsina en Nigeria.
 
Debido a los intercambios culturales y comerciales, las familias nigerianas vienen con frecuencia a la región de Maradi, y no es raro ver a algunas llegar con una niña o niño enfermo. Pero, en 2021, el número de niñas y niños nigerianos con desnutrición grave tratados en los cinco centros de salud que MSF asiste en Madarounfa aumentó un 58% en comparación con el año anterior. Las niñas y niños de Nigeria también representaron el 61% de los pacientes jóvenes con desnutrición aguda grave y complicaciones que acudieron a la sala de emergencias del hospital de Madarounfa.
 
“El estado de la mayoría de pacientes que llegaban del noroeste de Nigeria era particularmente crítico”, recuerda el Dr. Mashako. “Algunas familias nigerianas que recorren un largo camino enfrentan importantes problemas de seguridad, a lo que hay que agregar la distancia entre los centros de salud en la frontera y la ciudad de Madarounfa. Esto explica en parte por qué las niñas y niños que sufren las numerosas complicaciones asociadas con la desnutrición aguda severa lleguen al hospital con frecuencia exhaustos y en un estado de septicemia avanzada”.
 
 
 
 
En colaboración con las autoridades sanitarias de Nigeria, MSF gestiona un hospital nutricional con 60 camas en la ciudad de Katsina y cinco centros nutricionales en Jibyia, en la frontera con Níger. El noroeste de Nigeria se encuentra sumido en una ola de violencia que afecta la seguridad alimentaria de las familias y a la capacidad de respuesta del sistema de salud y sus organizaciones asociadas.
 
Los efectos de la situación de emergencia en Katsina también son visibles al otro lado de la frontera en Níger, donde los fondos de donantes dedicados a los programas nutricionales han disminuido en los últimos años. Según el gobierno de Níger, la crisis climática y de seguridad en 2021, dieron lugar a una temporada agrícola muy mala, dejando un déficit estimado del 50% (2). Esto ha llevado a las autoridades a iniciar un programa de emergencia para apoyar al sector. Y la situación no muestra signos de mejora en el noroeste de Nigeria, donde el alcance de la crisis nutricional puede incluso subestimarse ahora.
 
"Ninguno de los factores que contribuyeron a la situación excepcional que vimos en el hospital de Madarounfa en 2021 ha desaparecido y probablemente jugarán un papel similar durante el pico de 2022", concluye. A Mashako también le preocupa que la expansión de las operaciones mineras en Dan Issa, en detrimento de las actividades agrícolas, tenga el mismo impacto negativo en la seguridad alimentaria que ha presenciado en su propio país, República Democrática del Congo.
 
 
 
(1) Hubo 29,469 ingresos, distribuidos de la siguiente manera: 15,071 en el hospital del distrito de Madarounfa de julio a noviembre, 2,470 en la unidad de malaria del centro de salud de Dan Issa de agosto a noviembre, 632 en la unidad de malaria del centro de salud de Madarounfa de agosto a octubre 4,973 en el centro hospitalario regional de Maradi de agosto a noviembre, 1,128 en el hospital Aguié de agosto a octubre y 5,194 en el hospital Guidam Roumjdi de julio a noviembre.
 
(2) Fuente "Níger: la campaña agrícola de 2021 declaró déficit, el gobierno anuncia un plan de emergencia", Agence Nigérienne de Presse, 12 de noviembre de 2021.
Compartir

Relacionados

Colabora