Phumeza: una historia con final feliz

Queremos compartir la historia con final feliz de Phumeza Tisile, nuestra compañera en la lucha conjunta para conseguir que todo el mundo tenga acceso a diagnóstico adecuado y a tratamiento eficaz para la tuberculosis resistente a los medicamentos.

Queremos compartir la historia con final feliz de Phumeza Tisile, nuestra compañera en la lucha conjunta para conseguir que todo el mundo tenga acceso a diagnóstico adecuado y a tratamiento eficaz para la tuberculosis resistente a los medicamentos.
 
La tuberculosis resistente a los medicamentos es una enfermedad que mata a tres personas en el mundo cada minuto, un millón y medio al año y que, junto al VIH, es la causa principal de muerte en Sudáfrica.
 
Phumeza viajó en 2014 con MSF a la Asamblea Mundial de la Salud para presentar las 53.000 firmas de apoyo al manifiesto "Diagnostícame, trátame", en el que pedíamos mejores diagnósticos y tratamientos para las formas de tuberculosis resistentes a los fármacos. Una tuberculosis extremadamente resistente a los medicamentos la mantuvo durante más de tres años recibiendo un tratamiento agresivo y muy doloroso que la curó pero que le hizo perder el 100% de audición.
 
 
Ahora, gracias a una campaña de crowdfunding, Phumeza ha podido financiarse una cirugía que le ha devuelto la audición, tal como explica el periodista Pablo Trillo en este emocionante artículo.
 
"El mensaje de Phumeza Tisile es, o debería ser, un himno para el resto. Es la voz de los que no la tienen. La voz de los millones que fallecen cada año víctimas de diferentes enfermedades; la voz de los mismos millones que fallecen cada año dos veces víctimas, también, de una enfermedad común y que es, quizá, la enfermedad más peligrosa de todas: el olvido".
 
youtube://v/rjCwnoep5_w
 
 
Compartir

Relacionados

Colabora