Respuesta de MSF a las recomendaciones de diagnóstico y tratamiento para la tuberculosis, realizadas por la OMS

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • Respuesta de MSF a las recomendaciones de diagnóstico y tratamiento para la tuberculosis, realizadas por la OMS

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de recomendar a la comunidad internacional que se enfoque en regímenes de tratamiento más cortos para personas con tuberculosis resistente a medicamentos (DR-TB), incluyendo a personas coinfectadas con VIH, a niños y personas con tuberculosis multirresistente a medicamentos (MDR-TB) que no han recibido tratamiento anteriormente o que no han mostrado resistencia a ninguno de los medicamentos.
 
Estas recomendaciones llegan tras los resultados de una serie de importantes estudios de cohorte observacionales en los que se usó el régimen corto. 
 
Los medicamentos actuales para tratar la DR-TB normalmente duran 24 meses y causan efectos secundarios significativos; los tratamientos cortos, de hasta 9 meses, disminuyen la interrupción de la vida del paciente y son más fáciles de tolerar y continuar para los pacientes. MSF comenzó a implementar el régimen de tratamiento corto para la DR-TB en Uzbequistán en 2013, antes de ampliarlo en Suazilandia.
 
La OMS también recomienda que a la gente a quien se le ha confirmado TB resistente a la rifampicina o MDR-TB, sea examinada para descubrir si tienen tuberculosis extra-resistente a medicamentos (XDR-TB) o pre XDR-TB mediante el uso de pruebas moleculares rápidas como parte del test inicial, para que se les pueda ofrecer un tratamiento apropiado para ellos tan pronto como sea posible. 
 

MSF responde a las nuevas recomendaciones de la OMS con las dos siguientes declaraciones:

 
“La idea de un tratamiento para la TB de dos años provoca que los padres escondan a sus hijos para evitar que sigan el tratamiento, que los adolescentes abandonen sus ambiciones, que los adultos tengan que decidir entre proveer a su familia o dedicarse a su recuperación, y a los ancianos a desear la muerte. El miedo al incesante sufrimiento a causa de los efectos secundarios de los medicamentos logra ser más grande que cualquier esperanza de recuperación o de volver a tener una vida normal. Pero cuando  digo a los pacientes que sólo son nueve meses de tratamiento, ellos responden ‘puedo hacer eso’”. 
 

– Dr. David Lister, médico de MSF que atiende casos de TB en Uzbequistán y coordinador del estudio de régimen corto de 9 meses.  

 
“La recomendación de la OMS de promover régimenes de tratamiento más cortos para algunas personas con MDR-TB es un avance positivo, y los países no deberían perder tiempo en poner en práctica estas recomendaciones, en caso de ser factibles y apropiadas. Aunque este tratamiento no es apto para todos los pacientes, MSF ha visto resultados positivos del uso del régimen de 9 meses en Suazilandia y Uzbequistán. 
 
Los regímenes cortos son más fáciles de tolerar y más efectivos para personas con DR-TB, y los costos -significantemente más bajos- podrían permitir a los proyectos de tratamiento de TB llegar a más personas. 
 
Al final, no podemos perder de vista la imperativa necesidad de tratamientos totalmente nuevos que sean efectivos para todas las personas con DR-TB y que eliminen por completo los medicamentos tóxicos y viejos que aún se usan en estos nuevos régimenes cortos, especialmente las dolorosas inyecciones diarias que deben soportar las personas con la enfermedad. 
 
También celebramos la recomendación de la OMS de que la gente debe ser diagnosticada por pre-XDR-TB usando los más recientes test moleculares rápidos capaces de detectar la resistencia a medicamentos de segunda línea. Esto es vital para asegurar que las personas que se pueden beneficiar de un régimen de tratamiento más corto puedan ser rápidamente identificadas y puedan comenzar con el tratamiento correcto para ellos.
 
Los tests más recientes que se recomiendan sólo son aptos para usarse en laboratorios a nivel central o regional así que, a largo plazo, para poder tener el mayor número de personas diagnosticadas y bajo el tratamiento correcto, necesitamos test moleculares rápidos que puedan detectar la resistencia a medicamentos y que puedan ser usados en contextos periféricos.
 
Estas recomendaciones llegan antes de las esperadas nuevas normas de la OMS para el tratamiento de la MDR-TB, pero los países ya pueden comenzar a actualizar sus protocolos de tratamiento a nivel nacional para que las personas puedan beneficiarse de los últimos avances en el tratamiento de la MDR-TB.”
 

– Dr. Philipp du Cros, Director de la Unidad Manson de MSF y especialista en enfermedades infecciosas

 
Compartir

Relacionados

Colabora