Siria: Necesidad urgente de ayuda transfronteriza

Urge que la ayuda humanitaria cruce las fronteras para llegar a todas las víctimas del conflicto

Urge que la ayuda humanitaria cruce las fronteras para llegar a todas las víctimas del conflicto

Ginebra, 18 de diciembre de 2013.– La ayuda humanitaria a través de las fronteras de Siria debe incrementarse de forma radical para llegar a todas las víctimas del conflicto, según ha reclamado hoy la organización internacional médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) en una carta abierta dirigida al grupo de países reunidos en Naciones Unidas para discutir la ayuda a la población siria que se encuentra en situación desesperada.

La reunión del Grupo de Alto Nivel sobre Siria se celebra mañana en Ginebra a raíz de la declaración presidencial del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la necesidad de que dicho grupo proponga recomendaciones preliminares para facilitar la entrega de ayuda humanitaria en Siria. A pesar de ello, la necesidad urgente de hacer llegar ayuda humanitaria a través de las fronteras a las poblaciones que viven en zonas controladas por la oposición no está en la agenda.

La ONU cree que este tipo de ayuda representa una “línea roja” para el Gobierno sirio. Casi toda la ayuda humanitaria internacional se envía a través de Damasco.

“Si el gobierno sirio continúa siendo el canal principal para la gestión de la ingente cantidad de ayuda humanitaria internacional, varios millones de personas continuará careciendo de la atención adecuada”, advierte la doctora Joanne Liu, presidenta internacional de MSF.

Las agencias de la ONU y las organizaciones internacionales están sujetas a estrictos controles impuestos por el Gobierno sirio, lo cual limita o prohíbe la distribución de la ayuda humanitaria (en particular, la ayuda médica) en las zonas controladas por la oposición.

Estos obstáculos han causado un bloqueo total del acceso a la ayuda humanitaria para la población que vive en enclaves controlados por los grupos opositores y rodeados por fuerzas gubernamentales, como por ejemplo en la región de Ghouta. Además, entre 5 y 7 millones de personas que viven en los territorios fronterizos de Siria bajo control de la oposición no reciben ni ayuda médica ni la más mínima asistencia material desde Damasco, evidenciando así la necesidad urgente de que se incremente el envío de ayuda transfronterizo.

Las agencias de la ONU han dejado de negociar el acceso transfronterizo a las poblaciones en zonas de la oposición, aduciendo el riesgo de represalias por parte del Gobierno contra sus actividades en Damasco. Las personas que se encuentran en esas localidades sobreviven solamente gracias al trabajo de las redes solidarias sirias y de unas pocas organizaciones no gubernamentales, incluida MSF, que llevan la ayuda a través de las fronteras desde países vecinos, particularmente Turquía. Dada la magnitud de las necesidades, la ayuda transfronteriza actual continúa siendo lamentablemente insuficiente.

“El Grupo de Alto Nivel sobre Siria debe apoyar el acceso de todas las víctimas del conflicto a la ayuda humanitaria, proveniente de Damasco o de los países limítrofes”, señala la doctora Liu. “Hay muchos obstáculos para la entrega de la ayuda humanitaria en Siria que necesitan ser abordados, incluyendo el hecho de que en algunas zonas la ayuda está siendo bloqueada también por ciertos grupos opositores armados. Sin embargo, la ayuda transfronteriza hacia las zonas controladas por la oposición es un asunto crucial que no puede eliminarse de la agenda humanitaria y dejar a millones de personas sin la asistencia adecuada. El Grupo de Alto Nivel debe emplear su influencia antn todas las partes para garantizar que los acuerdos conduzcan a una apertura concreta del acceso a la ayuda humanitaria sobre el terreno en Siria.”

Lee la Carta Abierta de MSF

Compartir