Suazilandia: nueva sala para tratar a pacientes con tuberculosis resistente a fármacos

La semana pasada, los primeros pacientes infectados con tuberculosis resistente a los medicamentos (DR-TB) fueron ingresados a un nuevo pabellón en el Centro de Salud de Nhlangano, en la región Shiselweni (sur de Suazilandia).

La semana pasada, los primeros pacientes infectados con tuberculosis resistente a los medicamentos (DR-TB) fueron ingresados a un nuevo pabellón en el Centro de Salud de Nhlangano, en la región Shiselweni (sur de Suazilandia).

La instalación fue construida por MSF a través de donaciones privadas. El Ministerio de Salud y los equipos de MSF administrarán conjuntamente este nuevo sector del hospital.
Esta nueva ala, específica para tuberculosis resistente, puede atender a un máximo de 30 pacientes. Las normas internacionales para el control de infecciones se han integrado con el uso de ventilación natural. La sala también incluye un laboratorio con tecnología de última generación. Entre las características que MSF se enorgullece en presentar se encuentran el analizador molecular, que detecta la resistencia a medicamentos específicos en menos de dos horas, por lo tanto, permite a los médicos iniciar rápidamente el tratamiento adecuado.
La sala fue inaugurada oficialmente el 20 de septiembre de 2011. La inauguración contó con la presencia del rey de Suazilandia Mswati III, los miembros de su gobierno y su gabinete, así como representantes de la Organización Mundial de la Salud y las ONG asociadas. El evento tuvo lugar ante una multitud de suazis que se reunieron detrás del edificio recién construido.
Tras elogiar las actividades realizadas por las autoridades de Suazilandia en esta lucha contra la tuberculosis y, en particular, la reciente decisión del gobierno de declarar la epidemia como una emergencia, el presidente de MSF, el doctor Abiy Tamrat, mencionó al rey Mswati III sobre las consecuencias de la crisis financiera que afecta a Suazilandia.

Queremos hacer un llamado para que su gobierno se asegure de tomar todas las medidas necesarias para la adquisición oportuna de suministros y distribución de medicamentos e insumos de laboratorio a las estructuras de salud y a los pacientes. El no cumplir este compromiso impactará directamente en las vidas de muchos y también en nuestras posibilidades para contener con éxito la doble epidemia de TB VIH que afecta al Reino“, dijo Abyi Tamrat.

El control de la DR-TB es un desafío cada vez mayor en Suazilandia. Casi el 8% de los casos nuevos de tuberculosis son infecciones resistentes a los medicamentos y el 20% de los casos de tuberculosis en Suazilandia son de pacientes resistentes.
Actualmente hay más de 800 casos de DR-TB tratados en el país y 172 sólo en la región de Shiselweni, donde MSF trabaja desde 2007.
El tratamiento de tuberculosis resistente es muy exigente para los pacientes que deben recibir una inyección diaria durante al menos seis meses y tomar hasta 18 pastillas al día. Los efectos adversos son muchos para los que también se requieren de medicamentos específicos.
Debido a que es humana y prácticamente imposible mantener a los pacientes en el hospital durante meses, esta nueva sala DR-TB resulta complementaria a un enfoque basado en la comunidad. “Para la mayoría de nuestros pacientes más graves, esta es la única oportunidad que tienen para acceder a una buena calidad de atención médica, y muy cerca de su casa en caso de que necesiten hospitalización”, explica la Dra. Natalia Tamayo Antabak, jefe médico de la nueva sección.

Desde 2007, los equipos de MSF han enfocado sus esfuerzos en facilitar el libre acceso a servicios integrados de VIH y tuberculosis. En la actualidad, existen 22 clínicas rurales de la región Shiselweni que ofrecen tratamiento para más de 2,000 pacientes cada año. En la región de Manzini, cinco clínicas ofrecen atención descentralizada para estos pacientes.

Foto: Inauguración del Pabellón TB, junto al Rey y el Presidente de MSF (playera amarilla)

Compartir

Relacionados

Colabora