Yemen: Saada bajo las bombas

Testimonio de Teresa Sancristóval, Coordinadora de Emergencias de MSF, quien forma parte del equipo que trabajó durante toda la noche del 8 de mayo en el hospital Al Gumhury en Saada, Yemen

En la ciudad de Saada, Yemen,  un equipo de MSF pasó toda la noche bajo un intenso bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudita. La noche del viernes 8 de mayo, la coalición dio un ultimátum a la población para que saliera de la ciudad y de sus alrededores, ya que toda la provincia en el norte del país se convertiría en un objetivo militar.

Teresa Sancristóval, Coordinadora de Emergencias de MSF, quien forma parte del equipo que trabajó durante toda la noche en el hospital Al Gumhury en Saada, dijo:

"El bombardeo ha sido bastante intenso, más de veinte bombas han caído en diferentes edificios de la ciudad, que ya había sufrido un enorme nivel de destrucción en las últimas semanas. Se han recibido informes de que 140 bombas cayeron sobre la ciudad en un solo día.

"A pesar de que la ciudad está notablemente más vacía, muchas personas no estaban al tanto de la orden de evacuación – el anuncio no ha sido escuchado por toda la población: No hay electricidad, no hay líneas de teléfono y ayer hubo una gran tormenta … Tememos que no todo el mundo estaba al tanto del ultimátum. Incluso anoche en el hospital, teníamos siete mujeres a punto de dar a luz y cinco de ellas tuvieron que huir del hospital a causa de la intensidad de los ataques aéreos".

"Algunas personas salían de la ciudad en camiones, pero muchos iban a pie, ya que no hay combustible debido al bloqueo".

"Y a pesar de que muchas personas ya han abandonado la ciudad, la población que permanece en la ciudad está muy asustada y preocupada. El mercado, las instalaciones de almacenamiento y los edificios gubernamentales han sido destruidos y muchos civiles están sufriendo las consecuencias. En el hospital, donde son llevadas las personas gravemente heridas, la mayoría del personal trabaja y vive en el hospital".

El equipo de MSF ha estado trabajando en el hospital durante toda la noche porque "debido a los bombardeos fue necesario reestructurar los servicios para garantizar la seguridad, y el hospital se está quedando sin lugares seguros. Así que, por ejemplo: la sala de maternidad es ahora también sala pediátrica y de internamiento para mujeres”.

 

Compartir