14.10.2019
Diariamente llegan alrededor de 600 personas al estado de Roraima, al norte de Brasil, que huyen de la crisis política y socioeconómica en Venezuela. En Médicos Sin Fronteras (MSF) les hemos estado brindando atención, incluyendo un muy necesario apoyo psicosocial, a estos migrantes y solicitantes de asilo desde 2018.
 
La salud mental de los niños y adolescentes venezolanos en el estado de Roraima está particularmente afectada. En este video, una madre venezolana habla sobre las dificultades a las que se enfrentaron sus hijos a su llegada, y dos psicólogos de MSF explican su trabajo.
 
 
De los 585 migrantes venezolanos y solicitantes de asilo que viven en el albergue Jardim Floresta en el estado de Roraima en Brasil, 291 son niños y adolescentes. En el siguiente video Alex, un niño de 12 años que vive allí con su familia, habla de la situación y explica cómo los servicios de salud mental de MSF lo han ayudado.