07.12.2015
Los equipos de MSF brindan su apoyo al Ministerio de Salud de Chad.
 
Un ataque suicida triple que se llevó a cabo el sábado por la mañana en la isla de Koulfa, en la región del lago de Chad en Chad, causó la muerte de 30 personas e hirió a más de 200, de acuerdo con los reportes. Los equipos de Médicos Sin Fronteras presentes en el área se movilizaron inmediatamente para brindar su apoyo al Ministerio de Salud de Chad.
 
Los ataques sucedieron alrededor de las 10 am el sábado por la mañana en concurridas áreas comerciales. Los heridos tuvieron que ser evacuados por bote, dado que no hay fácil acceso hacia la aislada y remota isla. Inicialmente fueron llevados a Guitté, una ciudad en la costa del lago de Chad.
 
42 pacientes fueron transferidos al hospital distrital de Mani, una ciudad en la frontera con Camerún. Los heridos de gravedad que requerían atención quirúrgica avanzada -36 en total, 14 de ellos niños- fueron transferidos en ambulancia a la capital, N’djamena.
 
“Este es uno de los ataques más grandes que hemos visto en la región durante los últimos meses,” dijo Federica Alberti, Jefa de Misión de MSF en Chad. “En Mani, el hospital no tenía suficiente espacio o los medicamentos y el equipamiento necesario para lidiar con el gran número de heridos. Un equipo de MSF compuesto por un cirujano, un doctor, una enfermera y dos logistas llegó el domingo por la tarde para apoyar la respuesta del Ministerio de Salud, y actualmente los equipos están trabajando contra el reloj para brindar atención médica vital.
 
MSF instaló tres carpas con 30 camas cada una para expandir la capacidad de respuesta del hospital de Mani. El domingo por la tarde, el equipo ayudó al personal del hospital a brindar atención quirúrgica a 37 pacientes. El equipo de logistas de MSF también se aseguró de que hubiera electricidad y agua potable disponible para sostener las actividades médicas.
 
En N’djamena, a donde fueron transferidos 36 pacientes heridos de gravedad, MSF está apoyando al Hospital General y al hospital Liberty. Los equipos también están apoyando el hospital Materno-infantil, en donde actualmente se encuentran 11 niños en grave estado. MSF ha donado medicamentos esenciales y suministros médicos a estos tres hospitales, para apoyar al Ministerio de Salud en su respuesta ante la emergencia.
 
 
 
MSF trabaja en Chad desde 1981 y actualmente lleva a cabo proyectos médicos continuos en Abéché, Am Timan y Moissala. En marzo de 2015, MSF comenzó una respuesta de emergencia para las personas desplazadas en la región del lago de Chad debido a la violencia del Estado Islámico de la Provincia de África del Oeste, también conocido como Boko Haram. Hay equipos de MSF establecidos en Baga Sola y Bol.
 
En N’djamena, MSF también apoyó a los hospitales del Ministerio de Salud tras los ataques suicidas con bomba que se llevaron a cabo el 15 de junio y el 11 de julio. Desde abril de este año, MSF entrena al personal del Ministerio de Salud sobre cómo manejar situaciones de víctimas masivas para poder incremetar su capacidad de respuesta en situaciones de emergencia. Se ha llevado a cabo un entrenamiento similar en el Hospital Regional de Abéché, y se han donado kits médicos.
 
Los equipos de MSF también están presentes en varios lugares de los cuatro países que rodean al lago de Chad. En el norte de Nigeria, MSF está brindando atención médica básica a comunidades de personas desplazadas y a quienes los reciben. MSF está administrando instalaciones médicas en Minawao, Mora, Mokolo y Kousseri al norte de Camerún. También está brindando atención médica vital en la región Diffa de Níger.