18.03.2019
El 14 de marzo, el ciclón tropical Idai de categoría 4 llegó a Mozambique, trayendo consigo vientos devastadores de hasta 200 km por hora y lluvias intensas en la costa central de las provincias de Sofala, Zambézia e Inhambane. Posteriormente, el ciclón continuó desplazándose hacia Zimbabue y Malawi, que ya había sido fuertemente afectado por una depresión tropical en semanas anteriores. 
 
Esta es una actualización de la respuesta de MSF en los tres países:
 

Mozambique

El ciclón tropical Idai, que azotó la ciudad costera de Beira en Mozambique con vientos de hasta 200 km por hora y lluvias intensas el 14 de marzo, causó devastación extrema en la costa central de las provincias de Sofala, Zambézia e Inhambane.
 
El noventa por ciento del área alrededor de Beira quedó destruida, las carreteras principales que conducen a Beira quedaron cortadas, muchos edificios resultaron severamente dañados o sumergidos y se cerraron todos los negocios.
 
No hay energía eléctrica en Beira y las áreas circundantes, y casi todas las líneas de comunicación han resultado destruidas, lo que dificulta enormemente la evaluación de las necesidades humanitarias y la escala del desastre.
 
El hospital de Beira ha sufrido graves daños en el quirófano y en varias de sus salas, y los 17 centros de salud han perdido sus techos y han sufrido daños adicionales.
 
Hasta la fecha, se han reportado 84 muertes y al menos 1,500 heridos entre las ciudades de Beira, Dondo y Chimoio; sin embargo, una transmisión estatal que se publicó hoy confirma que la situación puede ser aún más grave, con hasta 1,000 muertos.
 
Las actividades médicas de MSF en el hospital, los centros de salud y la comunidad de Beira han cesado por completo. Después de varios días preocupantes, nos complace informar que se ha contabilizado a todo el personal de MSF, a pesar de algunas lesiones reportadas. La mayoría sufrió graves daños a sus hogares.
 
Después de una evaluación temprana hoy, un equipo de emergencia de MSF llegará a Beira mañana para realizar una evaluación más amplia sobre el alcance de los daños y las necesidades.
 
La principal preocupación de MSF es garantizar la continuidad de la atención médica y las derivaciones a los centros de salud, mientras que anticipamos que las necesidades de agua y saneamiento seguirán siendo altas en los próximos días.
 
 

Zimbabue

El ciclón Idai golpeó a Chimanimani, un pequeño distrito de aproximadamente 30,000 personas en la provincia de Manicaland el viernes 15 de marzo, después de pasar por Mozambique.
 
Se han cortado varios caminos que conducen a Chimanimani; el único acceso a la zona es en helicóptero.
 
Los traslados aéreos estaban destinados a un centro de estabilización cercano, pero los esfuerzos se ven obstaculizados por las condiciones difíciles.
 
Un equipo de MSF ha intentado acceder a Chimanimani con suministros y materiales médicos, pero no ha podido acceder al distrito debido a los puentes destruidos y ahora brinda servicios en un centro de estabilización a unos 20 kilómetros de Chimanimani.
 
MSF se centra en apoyar los centros de estabilización fuera de Chimanimani con suministros médicos y asistencia de agua y saneamiento.
 

 

Malawi

Lluvias extremadamente intensas afectaron los distritos de Chikwawa y Nsanje, en la parte baja del río Shire a principios de marzo, y se agravaron por las lluvias adicionales del ciclón Idai de la semana pasada, causando graves inundaciones, en 14 de los 28 distritos de Nsanje.
 
Las cifras oficiales confirman 56 muertos, 577 heridos y 3 desaparecidos.
 
Los ríos se han desbordado dejando muchas casas totalmente sumergidas y a alrededor de 11,000 familias desplazadas en Nsanje.
 
MSF ha lanzado una intervención de emergencia, con énfasis en el área de Makhanga en el Banco del Este de Nsanje, que es el más afectado y al que solo se puede acceder en bote o en helicóptero.
 
MSF también brinda apoyo al centro de salud de Makhanga con suministros, servicios de limpieza, recursos humanos, refuerzo de los sistemas de vigilancia y derivación de pacientes, equipos de salud comunitarios y actividades de promoción de la salud en los centros de evacuación.
 
Se están planeando actividades de agua y saneamiento, así como distribuciones de kits de artículos no alimentarios para los hogares afectados.

El área de Makhanga es la más afectada y solo se puede acceder en bote o en helicóptero.