"Está realmente contento de que elegimos su pueblo para realizar la encuesta, pues puede ser su forma de agradecer a MSF por todo el trabajo que hicimos y por todos los niños que hemos salvado."

Alanah JansenEpidemióloga
31.05.2019

En todo el mundo, decenas de miles de niños pequeños mueren anualmente a causa del sarampión. Después de un brote reciente en Walikale, República Democrática del Congo (RDC), MSF vacunó a 31,000 niños contra la enfermedad en una campaña intensiva que duró 15 días. Pero ¿será suficiente para detener el brote? La epidemióloga Alanah Jansen y su equipo están decididos a descubrirlo...

 

4:55 am

Despierto súbitamente por el Llamado a la Oración que suena desde la mezquita vecina. Los tambores y cánticos de la iglesia al otro lado de la base comienzan unos minutos después. Pensarías que ya estaría acostumbrada a esos ruidos, pues estoy siguiendo exactamente la misma rutina cada mañana, pero aún no logro acostumbrarme. Me quedé dormida a pesar de la estruendosa música de una discoteca cercana anoche, y todavía estoy cansada.

 

6:00 am

Estoy lista para irme. Logré encontrar algo de piña para acompañar mi café instantáneo esta mañana, más de lo que tengo algunos días.

La mayoría de los entrevistadores ya están aquí y repasamos el plan de transporte que preparó nuestro equipo de logística. Hace poco, MSF realizó una campaña de vacunación masiva en la región de Walikale, y mi equipo y yo viajamos para encuestar a las familias en el área, para saber qué proporción de niños menores de cinco años fueron vacunados en la campaña.

Una tasa de cobertura del 95% o más es esencial para detener la propagación del virus del sarampión, una de las principales causas de muerte entre niños pequeños en todo el mundo.

Tenemos siete equipos en total, incluyendo a seis supervisores, dando como resultado un grupo de 20 personas. No todos están aquí esta mañana, pues algunos equipos tuvieron que pasar la noche en el campo.

Hoy es el quinto y último día de recopilación de datos y espero que todo salga tan bien como todos los demás días.

 

6:15 am

Nos dan la luz verde y mi equipo se sube a nuestro Land Cruiser. Es el vehículo más resistente en el que he estado y estoy agradecida porque parece capaz de atravesar incluso las "carreteras" más difíciles.

Me abrocho el cinturón y noto lo sensibles que están mi hombro y mi pecho tras haber sido zarandeados el día anterior. ¡Todo lo que puedo decir es: gracias a Dios por los cinturones de seguridad!

 

7:30 am

Justo cuando empiezo a arrepentirme de haber desayunado, llegamos al pueblo. Nos las arreglamos para ubicar el centro de salud con bastante rapidez y luego comenzamos a preguntar por el jefe del centro o por el "movilizador".

Los movilizadores son las personas que sabían que veníamos y hablaron en nuestro nombre con el jefe y el pueblo. La participación de los movilizadores comunitarios es vital, y aprecio todo el tiempo y trabajo que han dedicado a transmitir la información sobre nuestro proyecto, ha facilitado mucho la recopilación de datos.

 

8:00 am

Después de hablar con el movilizador, buscamos al jefe con la ayuda de algunos locales amigables. Nos siguen y permanecen en silencio en la parte posterior para escuchar más sobre nuestro proyecto.

Saludo al jefe en swahili y luego le pregunto si podemos comunicarnos en francés. Por lo general, el idioma preferido es el swahili, por lo que mi equipo asume el control y explica más sobre nuestro trabajo.

Me siento en silencio mientras mi equipo extremadamente informado le recuerda al jefe sobre la reciente campaña de vacunación contra el sarampión y explicarle que estamos aquí para determinar si hemos logrado una tasa de cobertura lo suficientemente alta como para detener la epidemia de sarampión.

También abordamos la ética de la encuesta, incluida la participación voluntaria del jefe (quien decide si podemos permanecer en el pueblo) y de los propios hogares.

Mi equipo traduce todas sus preguntas y yo respondo lentamente en francés. Después de escuchar toda la información, sonríe y da su consentimiento con alegría.

Una vez que todas las preguntas son respondidas, se vuelve hacia mí y comienza a hablar a través de mis entrevistadores. Explica que los niños en su aldea estaban enfermos y muriendo todo el tiempo a causa del sarampión. Desde la campaña de vacunación de MSF, no han muerto más niños.

Está realmente contento de que elegimos su pueblo para realizar la encuesta, pues puede ser su forma de agradecer a MSF por todo el trabajo que hicimos y por todos los niños que hemos salvado.

Estoy realmente conmovida por sus palabras y le agradezco que nos haya permitido estar allí. También le digo que me aseguraré de transmitir su mensaje al resto del equipo que realizó la campaña de vacunación, ellos son los verdaderos héroes.

 

 

08:30 am

Nos muestran el centro del pueblo para comenzar nuestra selección aleatoria. Para evaluar con precisión cuántas personas fueron vacunadas durante la campaña, debemos encuestar a las familias al azar, no podemos simplemente elegir la más cercana o la más conveniente.

Para elegir al azar a nuestra primera familia para entrevistar, seguimos los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto significa que lanzamos una pluma al aire y luego comenzamos a caminar en la dirección que nos indica. Una vez que llegamos al borde del pueblo, tomamos la pluma y la lanzamos nuevamente.

Mirando en la nueva dirección a la que apunta la pluma, comenzamos a contar las casas hasta que lleguemos al borde del pueblo. Usando nuestra hoja de números aleatorios, cerramos nuestros ojos y llegamos a un número entre 1 y el número de casas que acabamos de contar. Digamos que llegamos al "nueve". Luego caminamos y tocamos a la puerta de la novena casa.

 

8:45 am

“¡Hujambo Maman!”, Decimos todos al acercarnos a la primera casa.

La madre asoma la cabeza por la puerta y se ve un poco confundida, pero nos hace un gesto para que entremos a su casa, construida de palos y barro. Después de algunos saludos tradicionales en Swahili (¡sí, incluso yo saludo!), Mi equipo comienza a explicar por qué estamos aquí.

Tras confirmar que tiene hijos en nuestro grupo de edad requerido (6-59 meses), da su consentimiento y comenzamos con el cuestionario. Mi equipo es tan rápido en esto ahora que no toma mucho tiempo recolectar toda la información.

 

9:00 am

La noticia de que MSF y una muzungu (persona blanca) están en el pueblo se ha extendido rápidamente.

Ya tenemos un grupo de niños que nos siguen de casa en casa, las madres e incluso los padres nos están esperando en frente de sus hogares con los registros de vacunación de sus hijos en la mano.

 

11:00 am

Ya hemos recolectado el tamaño de muestra requerido de 21 hogares. Volteamos a ver al grupo de niños que nos ha estado siguiendo toda la mañana y comenzamos a despedirnos.

Las mujeres de los siguientes hogares se acercan a nosotros y nos preguntan por qué no son elegidas para la encuesta. Explicamos cómo funciona nuestro muestreo y selección aleatoria y están muy decepcionadas.

Algunas de ellas se han quedado en casa para poder participar. Era su manera de decir gracias, y me siento muy mal por ello. Si hubiera sido solo uno o dos, podría haber dicho que podemos continuar, pero hay docenas de mujeres a nuestro alrededor y ¡no es así como funciona el muestreo aleatorio!

Todos somos tan amables cómo podemos, y las mujeres finalmente entienden que no serán incluidas en la muestra.

 

11:15 am

Después de decir adiós al jefe, subimos de nuevo en el Land Cruiser. Nuestro conductor, Kilokilo, parece sorprendido de que ya hayamos terminado. El equipo con el que estuve la mayor parte de la semana son otras dos mujeres, Generose y Severine, y son muy divertidas.

Están convencidas de que la razón por la que mi equipo siempre termina tan rápido es porque soy una muzungu y todos quieren verme. Yo creo que es porque mi equipo es fantástico. Se ríen y todos estamos de acuerdo en que probablemente sean ambos.

 

11:30 am

En el camino a casa, mi equipo se siente lo suficientemente cómodo como para comenzar a hacerme más preguntas. Es muy común que la primera pregunta en cualquier conversación comience con mi "ètat civile" (estado civil). Aprendí rápidamente a cambiar mi respuesta de novio, a prometido, a esposo (¡sorpresa, cariño!).

De lo contrario, las preguntas de seguimiento suelen ser sobre cómo me siento al tener un marido congoleño. Es incómodo, al menos para mí, y preferiría evitar esa parte de la conversación. Una vez que confirman mi estado civil, me preguntan cuántos hijos tengo.

-“¡¿Ninguno?!”

Todos se sorpenden.

Mi chofer se ofrece rápidamente a darme al menos 10 niños. Me niego amablemente Con orgullo me dice que él ya tiene 11 hijos. Las dos mujeres dicen que tienen cuatro y seis hijos y ambas planean tener más.

Me siento cómoda con mi equipo y sé que es un viaje largo, así que comienzo a explicar que los canadienses generalmente solo tienen de uno a tres hijos y muchos eligen no tener ninguno.

Les cuesta aceptar esto, pero una vez que menciono el costo de criar a un niño en Canadá, empiezan a entender.

Todavía piensan que es lamentable que los canadienses no tengan más hijos, ya que es muy importante tener una familia numerosa en el Congo. Así es como el linaje familiar y las tradiciones culturales se transmiten, y asegura que los padres serán cuidados más adelante en la vida.

 

 

12:30 pm

Llegamos a casa y repasamos los cuestionarios completos por última vez. Todo se ve bien. Me doy cuenta de que podría no volver a ver a estas increíbles chicas y me pongo un poco triste.

He pasado mucho tiempo con ellos en las últimas dos semanas y fácilmente me han enseñado más de lo que yo podría enseñarles.

 

1:00 pm

Después del almuerzo de arroz, sombe (un vegetal de hoja verde cocida), frijoles y carne (tal vez carne de res, no pregunto), colapso de cansancio.

Es muy, muy caluroso y he estado sudando desde las 7 am. Estoy agradecida por los largos descansos a la hora del almuerzo que solemos tomar, ya que realmente no creo que pueda hacer otra cosa que no sea dormitar a esta temperatura.

 

2:30 - 6:00 pm

El resto de los equipos comienzan a volver a la base. Algunos de ellos se han ido por varios días, ya que han tenido que atravesar la jungla para llegar a las aldeas elegidas al azar.

Se han registrado regularmente y han informado que han completado la muestra requerida. Todos han tenido una buena experiencia y no ha habido problemas de seguridad o salud.

 

7:30 pm

Volvemos al trabajo después de una pausa para la cena. El epidemiólogo y yo revisamos cada cuestionario y tomamos notas de cualquier cosa inusual o información que necesitamos aclarar.

Mañana tendremos un informe sobre el equipo, así que habrá una última oportunidad para tener una retroalimentación.

Repasamos cómo fue la encuesta en general y ambos coincidimos en que contamos con un increíble equipo de entrevistadores, supervisores, conductores y apoyo logístico.

Honestamente, no podía imaginar que la recopilación de datos fuera más fluida, especialmente en un país como el Congo.

 

9:00 pm

Es hora de acostarse después de una fría y rápida ducha. Estoy agotada incluso después de mi siesta de la tarde. También sé que el Llamado a la Oración y el servicio en la iglesia comenzarán dentro de siete horas y ya puedo escuchar la fiesta de la discoteca de esta noche ...