15.03.2020
Nos solidarizamos con la población que sufre la crisis del coronavirus, extendemos nuestra más sentida gratitud al personal sanitario y nos preparamos para trabajar en España ofreciendo nuestro apoyo a las autoridades.
 
La directora general de Médicos Sin Fronteras en España, Marta Cañas, señala que:
 
“Conscientes del enorme desafío que supone esta epidemia, en el equipo de Médicos Sin Fronteras expresamos nuestra solidaridad con los pacientes y las familias afectadas por la epidemia de COVID-19 y con la población general que vive con miedo la incertidumbre asociada a esta epidemia. Mostramos también nuestra admiración y apoyo a todas las personas que están trabajando en el sistema de salud, afrontando una situación muy dura y complicada, expuestos a la enfermedad, con jornadas extenuantes y con los recursos cada día más al límite.”
 
“Somos parte de esta comunidad, entendemos la preocupación de nuestros vecinos y conciudadanos, nosotros y nuestras familias están igualmente afectadas por esta situación; compartimos y queremos acompañar y asistir a los pacientes y a sus familias así como ayudar en la medida de nuestra capacidad a quienes ahora sufren o sienten miedo en nuestro país.”
 
“Aunque la prioridad de MSF sigue estando en asistir en zonas de conflicto y las regiones más desfavorecidas del mundo, la organización, por responsabilidad y compromiso con nuestra sociedad, se ofrece para intentar contribuir a la respuesta en España. Somos una organización médico humanitaria de emergencia, con décadas de experiencia en responder a crisis médicas de diferente naturaleza. Esta es nueva y todos estamos aprendiendo, pero creemos que podemos contribuir  a intentar disminuir el impacto de esta epidemia bajo la coordinación de las autoridades sanitarias. Ya lo estamos haciendo en otros países.”
 
"Muchos de los médicos y enfermeras que trabajan con nosotros también son trabajadores en excedencia o en permiso en los centros de salud y en los hospitales en España. Nuestros logistas, epidemiólogos y coordinadores de emergencia con experiencia en respuesta a epidemias podrían ser de utilidad. Estamos evaluando su disponibilidad para ponerla al servicio de las autoridades sanitarias. Ya hemos establecido los primeros contactos y esperamos poder concretar medidas en breve.”
 
“En estos momentos es crucial contener la transmisión y la propagación de la epidemia para evitar el colapso del sistema de salud. Para ello, es importante que todos sigamos las recomendaciones de higiene y protección del Ministerio de Salud: cambiar de hábitos para proteger a los más vulnerables, evitar la saturación de las estructuras de salud para que puedan concentrarse en atender a los enfermos más severos, adoptar rigurosamente las medidas de higiene personal y contribuir como ciudadanos, individual y colectivamente, a que reciban asistencia quienes más la necesitan.” 
 
MSF ha iniciado actividades de respuesta al COVID-19 en Europa mientras refuerza su preparación de respuesta en los contextos en los que tiene proyectos, donde preocupa  especialmente la capacidad de respuesta de sistemas de salud frágiles y con escasos recursos ante una epidemia de COVID-19. Se teme por el impacto que el COVID-19 podría tener sobre las poblaciones que viven en situaciones de extrema precariedad, como es el caso de decenas de miles de refugiados, migrantes y solicitantes de asilo que viven en campos de refugiados en Grecia o Bangladesh, o las poblaciones afectadas por conflictos en Yemen o Siria.