Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
11.08.2021

El cinco de agosto, 25 personas fueron rescatadas de un barco en peligro, reportado por la aeronave Seabird y Alarm-Phone del Sea Watch. Nuestro equipo a bordo del Geo Barents completó un rescate crítico de un bote de madera abarrotado y no apto para navegar. Eran 22 hombres y tres mujeres, incluidos 12 niños y niñas no acompañados.

Procedían de Nigeria, Guinea (Conakry), Gambia, Sudán del Sur, Senegal, Costa de Marfil, Mali y Camerún. Después de dos largos días a la deriva en el mar, el barco se estaba llenando de agua y las personas no tenían chalecos salvavidas.

Estos son algunos de sus relatos de viajes desgarradores: habiendo escapado de sus países de origen, muchos después de meses de detención arbitraria en Libia y siendo sometidos a múltiples abusos, como malos tratos, violencia, falta de suministro de alimentos o agua potable, tiroteos. No tuvieron más remedio que huir y cruzar el mar Mediterráneo.

 

- “Durante tres días caminamos por el desierto para llegar a Libia. Fue muy difícil. Pero Libia fue terrible. Peor de lo que podríamos haber imaginado. No tuvimos más remedio que cruzar el mar" - joven de Sudán del Sur.

- “Entraron en nuestro hogar en Libia con armas. Vinieron por nosotros, por mí y mis amigos. Mi hermano pequeño huyó, pero a mis amigos y yo nos llevaron a un centro de detención. Fue una situación tan difícil allí. No pudimos soportarlo. Nadie podía soportarlo” - joven de Guinea – Conakry.

- “La mayor parte de lo que pasa con los barcos de los migrantes se debe a los guardacostas libios, que persiguen a los barcos que parten de las costas de Libia e incluso acosan a los barcos en el mar. Siguen cazándote en el mar. Tanta gente se ha ahogado de esta manera” - hombre de 31 años de Nigeria.

- “El mar estaba muy mal, pero pensamos que era mejor zozobrar que volver a Libia. Los contrabandistas ni siquiera esperan a que el mar esté en calma. Dicen "solo vete". Si te resistes, sacan su arma. Libia es un lugar sin retorno. Cuando estás huyendo por tu vida, harás cualquier cosa para sobrevivir" - hombre de 28 años de Nigeria.