Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
03.11.2020

Undécimo foco declarado en la provincia de Équateur

El 1 de junio de 2020, la República Democrática del Congo (RDC) declaró su undécimo brote de Ébola desde que comenzaron los registros, luego de la revelación de nuevos casos en la provincia de Équateur, en el noroeste de la RDC.

A menos de dos años desde que terminó el último brote de la enfermedad en la provincia de Équateur, y solo unas semanas antes de que el país declarara como terminado su décimo brote de larga duración, en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, las autoridades informaron que más de una docena de personas presentaban casos confirmados o sospechosos en la ciudad de Mbandaka y sus alrededores.

El 9 de junio, la OMS anunció que no existe vínculo entre el décimo y el undécimo brote. También estableció que el virus del nuevo brote es distinto al que circuló en la provincia de Équateur durante el noveno brote del país en 2018.

 

Cifras actuales sobre el undécimo brote: información al 31 de octubre de 2020; cifras proporcionadas por el Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo a través de la OMS.

 

130                                      118                                            55   

CASOS TOTALES           CASOS CONFIRMADOS          MUERTES

 

Situación actual

La respuesta a esta undécima epidemia de Ébola no enfrenta el tipo de desafíos de seguridad que afectaron la respuesta al décimo brote.

Este brote ha progresado lentamente y, al 31 de octubre, la provincia lleva 33 días consecutivos sin que se registre ningún caso. El brote se declarará terminado después de que transcurran 42 días desde la última prueba negativa del último paciente conocido (a la misma fecha, esto será en 25 días).

No obstante, sabemos por experiencias anteriores, incluso durante la décima epidemia, que aún pueden producirse nuevos grupos de casos, incluso después de largos períodos sin que se notifiquen nuevos casos.

A pesar de que este undécimo brote parece estar bajo control, 13 de las 18 zonas sanitarias de la provincia de Équateur han registrado casos, con pacientes dispersos en una vasta área.

Sin embargo, en comparación con la epidemia de Kivu del Norte / Ituri, que registró una tasa de mortalidad del 67%, el brote en la provincia de Équateur está registrando niveles de mortalidad del 43%; sigue siendo alto, pero significativamente más bajo que en el décimo brote.

Los y las pacientes de este undécimo brote se están beneficiando del progreso científico que se ha logrado en los últimos años, con una vacuna y tratamientos curativos ahora disponibles. Según la OMS, 40,000 personas han recibido la vacuna rVSV-ZEBOV. Sin embargo, estas posibles explicaciones se basan en observaciones; por lo que se necesita más análisis.

Cronología del undécimo brote

01 de junio de 2020: Tras la detección de nuevos casos de ébola en la provincia de Ecuador, la República Democrática del Congo declara su undécimo brote de Ébola.

09 de junio de 2020: La OMS anuncia que no existe vínculo entre el décimo brote en el noreste de la República Democrática del Congo y el undécimo en la provincia de Equateur.

25 de junio de 2020: El Ministro de Salud de la RDC declara el fin del décimo brote.

31 de octubre de 2020: Se alcanza el hito de 40,000 personas vacunadas durante el undécimo brote

 

Zona

El área presenta importantes desafíos logísticos. La provincia de Équateur tiene el mismo tamaño que Islandia (casi 104,000 km2), con algunas áreas de salud a las que solo es posible llegar por río en canoas o después de horas de difícil transporte por caminos accidentados a través del bosque. Únicamente un helicóptero está disponible para que las organizaciones humanitarias se muevan por la región.

Los pueblos se encuentran dispersos en el área, a menudo con grandes distancias entre ellos, y muchos son extremadamente remotos. Los equipos de MSF, con equipamiento, a menudo necesitan llegar a estos lugares atravesando lagos o navegando por ríos.

La provincia carece en su mayoría de carreteras importantes de larga distancia, por lo que las comunidades se mueven a lo largo de las serpenteantes vías fluviales del área a medida que van de una pequeña aldea a otra; por lo tanto, vemos casos esporádicos que no parecen propagarse de forma lineal, como vimos durante el brote de Kivu del Norte / Ituri.

 

Respuesta de MSF al undécimo brote

Tras la declaración del undécimo brote del virus del Ébola en la República Democrática del Congo por parte del Ministerio de Salud (MoH) el 1 de junio, los equipos de Médicos Sin Fronteras decidieron adoptar un enfoque descentralizado y centrado en la comunidad.

Se basa en el empoderamiento de microestructuras descentralizadas para la atención de casos de Ébola en los centros de salud locales, cerca de los pacientes y las comunidades. El enfoque se basa en involucrar principalmente a los y las trabajadoras de salud locales, apoyando a las personas a nivel de la comunidad para llevar a cabo la vigilancia local de casos y limitar el uso de instalaciones grandes y centralizadas y personal de fuera de la comunidad.

Estamos apoyando al sistema de salud en la provincia de Équateur para identificar, aislar y tratar a los y las pacientes con Ébola, minimizando la necesidad de un sistema paralelo.

En el momento álgido de nuestra respuesta, los equipos de MSF estaban trabajando en seis zonas sanitarias: Bolomba, Bikoro, Monieka, Ingende, Lolanga Mampoko y Lotumbe. En total, brindamos atención a pacientes en nueve centros de tratamiento y aislamiento.

 

ACTIVIDADES ACTUALES

Sin nuevos casos reportados durante más de un mes, los equipos de MSF ahora están reduciendo la respuesta. Sin embargo, actualmente contamos con un equipo de emergencia en la provincia, con sede en Bolomba y Mbandaka, que continuará monitoreando la situación hasta mediados de noviembre. Podrán responder rápidamente en caso de ser necesario, y su misión puede extenderse, dependiendo de cómo evolucione la situación.

ACTIVIDADES PREVIAS

Zona de salud de Bolomba

  • Prestamos apoyo al centro de tratamiento de Ébola en el hospital general.
  • Establecimos dos pequeños centros de tratamiento y aislamiento en las áreas de salud remotas de Boso Mondomba y Yuli.

Zonas de salud de Monieka y Bikoro

  • Brindamos apoyo a cuatro pequeñas estructuras de atención y aislamiento en áreas de salud de difícil acceso.

Zonas sanitarias de Lotumbe e Ingende

  • Trabajamos junto con el Ministerio de Salud y la OMS, investigando cada vez que se notificaba un nuevo caso para el rastreo de contactos.

Vacunar al paciente y su contacto.

  • Establecimos, en cooperación con la comunidad, alertas dentro de las zonas de salud para casos potenciales.

Zona de salud Lolanga Mampoko

  • Brindamos apoyo a corto plazo a los establecimientos de salud mediante reuniones informativas médicas y sobre agua y saneamiento.
  • Apoyamos con actividades de triaje y promoción de la salud
  • Proporcionamos medicamentos y artículos médicos donados

A través de las seis zonas

  • Nuestros equipos apoyan la vigilancia comunitaria.
  • Proporcionamos un tratamiento rápido a los pacientes que vivían en áreas de difícil acceso.
  • Nuestros equipos de promoción de la salud también apoyan a los del Ministerio de Salud.
  • Un epidemiólogo de MSF trabajó junto con los equipos de promoción de la salud del Ministerio de Salud, la OMS y MSF.
  • Desarrollamos un algoritmo de clasificación, en colaboración con el brazo epidemiológico de MSF, Epicenter, para reducir el ingreso de personas con sospecha de Ébola en ETC o unidades de aislamiento, evitando así la contaminación cruzada.

 

También estamos apoyando a los centros de salud en los puntos críticos y en los ejes principales de Bolomba y Bikoro, con necesidades de salud no relacionadas con el Ébola.

 

Resumen - décimo brote

La República Democrática del Congo (RDC) declaró su décimo brote de Ébola en 40 años el 1 de agosto de 2018. El brote se centró en el noreste del país, en las provincias de Kivu del Norte e Ituri; también se notificaron casos en Kivu del Sur y algunos al otro lado de la frontera con Uganda.

Durante el décimo brote, se registraron 3,470 casos; lamentablemente, 2,287 personas perdieron la vida. Es, con mucho, el brote de Ébola más grande jamás registrado en el país y también es la segunda epidemia de Ébola más grande jamás registrada, detrás del brote de África Occidental de 2014-2016.

El último paciente con Ébola fue dado de alta del Beni ETC el 14 de mayo de 2020; después de no registrar nuevos casos durante 42 días consecutivos, el doble de la duración del período de incubación de la enfermedad de 21 días, el Ministro de Salud de la República Democrática del Congo declaró el final del brote en el noreste el 25 de junio de 2020.