09.10.2018
Una nueva exposición del galardonado fotógrafo Moises Saman y la organización médica humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) destaca el impacto en la salud mental de la violencia y la ocupación en Cisjordania y la disminución de la capacidad de los palestinos para hacer frente a esta situación.
 
"Los palestinos que viven en Cisjordania experimentan enormes niveles de violencia directa e indirecta en sus vidas diarias y esto está teniendo un impacto en la salud mental de muchos de ellos", dice Juan Carlos Ramos, jefe de misión de MSF en Palestina. "Todos los días, nuestros equipos trabajan para ayudar a personas que sufren como resultado directo de los sucesos relacionados con la violencia, incluida la detención de familiares, las redadas violentas en hogar y escuelas, las demoliciones de casas, el asesinato de familiares, los registros en los puestos de control y el día a día, y el acoso por parte de colonos y soldados".
 
Para aumentar la conciencia sobre este tema, y en coincidencia con el Día Mundial de la Salud Mental el 10 de octubre, MSF ha lanzado 'Occupied Minds' (Mentes Ocupadas), una exposición itinerante multimedia que muestra el trabajo del fotógrafo de Magnum Moises Saman. La exposición se desarrollará en Amman, Jordania hasta el 31 de octubre.
 
El trabajo de Saman narra las vidas de quienes luchan por superar los problemas de salud mental como resultado de la violencia generalizada. Su trabajo explora el impacto íntimo y personal de los eventos traumáticos en los palestinos residentes en Hebrón, una ciudad en la Cisjordania ocupada por Israel. La exposición incluye una serie de fotografías en blanco y negro sobre cinco pacientes y una psicóloga de MSF.
 
El trabajo de Saman documenta historias como la de Raed, un padre de seis hijos, que no puede mantener a su familia tras ser disparado y herido por soldados israelíes. El trabajo también da voz a mujeres como Noura, que está invadida por miedos y pesadillas tras el arresto de sus hijos.
 
"He cubierto ampliamente Oriente Medio, pero esta era la primera vez que visitaba Hebrón. Lo que más me afectó fue ver cómo el impacto de la ocupación israelí está realmente en todas partes, golpeando virtualmente todos los aspectos de la vida de las personas", dice Saman. "Estas son historias individuales, pero su sufrimiento es colectivo y transgeneracional".
 
MSF ha implementado programas de apoyo a la salud mental en Hebrón desde 2001. En 2018, los equipos de salud mental de MSF brindaron a más de 6,400 personas asesoramiento individual o grupal, psicoterapia, primeros auxilios psicosociales o apoyo psicoeducativo. Sin embargo, los problemas de salud mental siguen siendo un tema estigmatizado en Palestina, desalentando a muchos necesitan ayuda para buscarla. Por eso, es fundamental aumentar la concienciación sobre la importancia de la salud mental entre los palestinos.
 
“Vivimos en un lugar donde ocurren muchos sucesos traumáticos. Esto lleva a la ira, la preocupación y la falta de esperanza sobre el futuro. Muchas de las personas afectadas son adolescentes y esto marcará su vida adulta. A esta edad, quieren libertad, moverse sin restricciones, un futuro”, dice Mervat Suboh, psicólogo de MSF en Hebrón.
 
Los principales síntomas observados por los equipos de MSF son ansiedad, problemas para dormir y sentimientos de tristeza y miedo. En los niños, los síntomas incluyen micciones involuntarias, pesadillas, trastornos de la alimentación y problemas de conducta.
 
"En un momento en que el nivel de violencia en Palestina ha aumentado, estas historias sirven como recordatorio del duradero impacto de la Ocupación y de que nuestros pacientes no solo sufren heridas físicas, sino también psicológicas", dice AhmEd Fadel, responsable de operaciones MSF en Oriente Medio. "Es crucial continuar poniendo foco en la salud mental".
 
La exposición 'Occupied Minds' (Mentes Ocupadas) se lleva a cabo en el centro cultural Fann Wa Chai en Amman y es de entrada libre. Ha sido diseñada para ser alojada en otras ciudades en el futuro, como parte de una campaña de sensibilización.
 
Desde 1996, MSF ha implementado programas de salud mental que ofrecen asistencia gratuita y confidencial en Cisjordania. En la actualidad, la organización también está llevando a cabo actividades quirúrgicas y otras operaciones médicas en Gaza.